• Gasolina premium: RD$186.60
  • Gasolina regular: RD$172.00
  • Gasoil premium: RD$138.60
  • Gasoil regular: D$126.90
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$99.40
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $RD$59.29
  • Compra dólar: $RD$58.23
  • Venta euro: €66.98
  • Compra euro: €62.90
X
13 de Mayo, 2021
Por:  - lunes 12 abril, 2021

Las tierras del valle de Juancho y el Director del IAD

El pasado 6 de abril de este año, el Director del Instituto Agrario Dominicano, Ing. Danilo del Rosario asistió a una entrevista con los comunicadores Ing. Ramón Núñez Ramírez y doña Jaqueline Morel. En su intervención el funcionario emitió declaraciones muy importantes y esclarecedoras sobre la situación y las pretensiones sobre las tierras del valle de Juancho.

En uno de nuestros escritos anteriores, habíamos puesto en duda que el Ingenio Barahona o como se llame ahora estuviera interesado en sembrar caña de azúcar en esas tierras, dados los costos que involucraría el transporte; dijimos además que los objetivos sobre esos predios eran otros muy diferentes a los que se comentaban.

Nadie nos hizo caso, y los pobladores y autoridades de los municipios con intereses en esa región, les siguieron el juego a los comentarios de la empresa azucarera asentada en Barahona. Teníamos la intuición de que ese capital foráneo y su contubernio local, lo que pretendía era meterle el diente al filón de tierras del Estado, que ahora detentan los pobladores y agricultores de esos lugares.

El Ing. Danilo del Rosario ha dejado claro que, allí no se va sembrar caña; en su exposición hizo una historia incompleta sobre el asentamiento agrícola que comparten esos municipios del sur oeste; y no les dijo a los agricultores que, si entraban en un contrato con la compañía azucarera podrían perder sus predios, porque ellos no tienen títulos definitivos de esas tierras, y que la palabra legal y final la tiene el IAD.

El funcionario ante los cuestionamientos en el Telematutino del canal 11, habló de un “grandioso proyecto” iniciado en el gobierno del Ing. Hipólito Mejía y que según él ha sido canibalizado; ¿por quienes?, suponemos que, quiso referirse a los dueños naturales de esos predios, que son los pobladores de la región.

La historia real y lo que no se atrevió a decir el Dir. del IAD, es la siguiente: Ante el desmembramiento del Consorcio Algodonero que detentaba esas tierras por concepción del gobierno de Trujillo, en el gobierno que encabezó el presidente Mejía, los dirigentes del PRD en la zona instaron al Mandatario a repartir esas tierras.

Para complacer las demandas políticas clientelares de las provincias de Barahona y Pedernales, el gobierno configuró un proyecto piloto cuyos estudios técnicos son desconocidos; ahí nunca se determinó oficialmente que se iba a sembrar; ni se dijo en condición de que iban a participar los cientos de militantes del PRD, muchos de los cuales no tenían nada que ver con agricultura, a quienes se le habían asignado 16 o más tareas a cada uno.

Luego de la repartición se implementó una reducida construcción de redes de mangueras para el supuesto riego por goteo, que solo funcionó como inauguración para mostrar que se podía usar. Como todo lo que inicia el PRD hoy PRM, esto se comenzó sin planes específicos y sin determinar los fondos; solo para tener una idea del costo en materiales, pensemos en lo que son 58 mil tareas de tierra, de las cuales se habían repartido unas 18 mil para iniciar el proyecto.

La práctica de la repartición clientelar no terminó con Hipólito Mejía; continuó en los gobiernos siguientes, con una modificación, se ensambló el proyecto PRODEVAJ (Proyecto de desarrollo del Valle de Juancho) que tiene como objetivo la producción de plátanos; bajo la administración estatal, este es el proyecto que lleva varios años operando.

El canal Nizaito fue construido por los últimos gobiernos del Dr. Balaguer, pero sus obras conexas no se implementaron; esas ramificaciones que necesita el canal para llevar el agua donde sea necesaria, no ha sido preocupación de ninguna institución del Estado; ni el IAD, ni el INDRI han sido capaces de tomar cartas en este asunto.

Millones y millones de galones de agua se han desperdiciado desde que se puso en funcionamiento este canal, que lleva agua a la llanura de Juancho desde el municipio de Paraíso.

Bueno, sucede y viene a ser que, hoy las tierras de ese valle ya no son las mismas de hace 20 años; ahora, se ha descubierto que esos terrenos rodean zonas turísticas de gran importancia, y que con una exigua inversión del gobierno sobre el canal Nizaito serían un filón de oro agrícola, sin mencionar el potencial de negocio que tienen los predios sobre la carretera.

Eso es lo que ha despertado el apetito de la empresa azucarera y sus compartes. Si los lugareños que fueron favorecidos con pedazos de terrenos, y los que han adquirido, comprando derechos que según la ley son intransferibles, se dejan chantajear de esos intereses foráneos, van a llorar lágrimas de sangre, cuando el IAD se ponga del lado del capital en este conflicto.

Lo advertimos ayer, y lo repetimos hoy, ¡hay intereses muy oscuros que se mueven en torno a las tierras del Valle de Juancho!