Logo Proceso.com.do
Viernes, 28 de Enero, 2022

Residentes en riberas del Ozama no durmieron anoche pensando en que le río se les podía meter

República Dominicana-El transcurrir de cada temporada ciclónica representa días y noches de angustia para los residentes en las cercanías del temible Rio Ozama, que durante décadas ha sido un peligro latente para familias pobres que no tienen otro lugar donde vivir.

La noche de este jueves fue otra más que debieron pasar en vela los residentes en la Rivera del Ozama, próximo al Puente de la 17, ante peligro de inundaciones que habrían podido provocar las lluvias generadas por la onda tropical que circula en territorio dominicano.

“Imagínate uno duerme cuando empieza a llover, por si tiene que irse para la iglesia o para la escuela a refugiarse”, manifestó Francisca Rivas, residente Riveras del Ozama.

“Aquí no tiene que llover para el rio crecer, solo con nublarse, uno vive aquí porque no puede vivir en otro sitio mejor”, añadió César Beltré.

Y es que aunque el rio no creció, se mantuvieron alerta por si tenían que salir hacia algún refugio. Esto guiados por la experiencia de repetidas ocasiones en qué producto de las inundaciones han perdido lo poco que poseen.

“Yo a la hija tuve que llevármela ara mi casa, que yo vivo del otro lado”, narró Francisca Rivas.

Estas casuchas,  con paredes de hoja lata y techos de  zinc, han sido blanco constante de la furia del contaminado y legendario río Ozama, por lo que ante los pronósticos de lluvias, muchos decidieron abandonar.

Pero la situación podría tornarse más caótica para estas familias, pues de acuerdo a los pronósticos de la Oficina Nacional de Meteorología las lluvias continuarán durante el fin de semana.

Subscribete a nustro canal de YouTube