Logo Proceso.com.do
Jueves, 9 de Diciembre, 2021

Gobierno inició en Azua la entrega apartamentos del Plan Nacional de Vivienda Familia Feliz

Azua, RD.- La vicepresidenta de la República, Raquel Peña, encabezó en Azua el acto de entrega de los primeros 15 apartamentos del Plan Nacional de Vivienda Familia Feliz (PNVFF), a igual número de familias, en el proyecto Residencial Don Marcelo.

“Hoy asistimos a la entrega del primer piloto de este plan que pretende ir dando respuesta a una deuda social que tiene el Estado con el pueblo dominicano.  Con este piloto hemos podido validar la transparencia y objetividad de la metodología de evaluación diseñada por el equipo técnico y social de SUPÉRATE, basado en un sistema de puntaje que permite ponderar indicadores cualitativos de la pobreza estructural y así priorizar en las familias que se encuentran en altos niveles de vulnerabilidad”, afirmó la vicepresidenta Peña durante la actividad.

Destacó la importancia de que la primera entrega de viviendas se realice en la provincia Azua, al ser uno de los territorios con menores ingresos per cápita y niveles de ganancias deprimentes, de acuerdo con las estadísticas oficiales.

Durante el evento, las autoridades reiteraron que las familias seleccionadas por el PNVFF recibirán Bono Inicial, Bono Tasa y Bono ITBIS como ayuda del Estado para completar el inicial de las viviendas.

Existen otros bonos sectoriales que serán aplicados de acuerdo con las características y condiciones de cada familia, entre los que se encuentran el Bono Mujer y el Bono de la Policía.

A esto se suman las otras ayudas sociales que se gestionan desde SUPÉRATE para acompañar a las familias beneficiarias, como son bono gas y bono luz, entre otros.

El ministro de la Presidencia Lisandro Macarrulla durante su discurso resaltó la participación del sector privado en esta iniciativa, como un aliado importante para poder mitigar el déficit habitacional en los ámbitos urbano, suburbano y rural.

“El sector privado construye y el Estado dominicano se concentra en responder con los dos obstáculos que tienen las familias para acceder a una vivienda, que son el inicial y la tasa de interés.  Para esto el gobierno estará apoyando a las familias con los bonos iniciales y garantizando un acompañamiento en el pago mensual del préstamo”, explicó.

“Esta es otra de las grandes bondades y diferencia que tiene el Plan Nacional de Vivienda Familia Feliz, llevar a diferentes segmentos de la población que habían sido ignorados y darles la posibilidad de acceder al derecho de una vivienda e igualar la oportunidad equitativa a todos los dominicanos para que puedan disponer de subsidios y exenciones y ayudarlos a tener su casa propia”, enfatizó Macarrulla.

Por su parte, la directora de SUPÉRATE, Gloria Reyes, señaló que, de acuerdo con el censo del 2010, 83 de cada 100 viviendas dominicanas tienen dificultades de acceso a servicios básicos o están en muy malas condiciones.

“16 de cada 100 viviendas alojaban a más de una familia en condiciones de hacinamiento y este es el reto que ha asumido esta gestión gubernamental: darles la oportunidad a que las familias dominicanas accedan a su primera vivienda”, indicó la funcionaria durante su discurso.

Desde abril pasado, el PNVFF ha recibido 186,287 formularios de familias que han aplicado al proyecto, de los cuales 99,248 solicitudes están completas.

De este total de aplicaciones, ya 5,658 familias han sido preseleccionadas con proyectos designados y 13,105 se encuentran en proceso de evaluación.

Están aplicando familias de las 32 provincias del país, así como dominicanos radicados en el exterior.

De acuerdo con la evaluación realizada por el Sistema Único de Beneficiarios (SIUBEN), el perfil del beneficiario promedio de esta primera entrega corresponde a madre soltera entre 31 y 40 años con familia de 3 miembros que residen en viviendas de paredes de block o concreto con techo de zinc y piso de cemento.

Los próximos proyectos que PNVFF tiene pautado entregar están ubicados en Los Alcarrizos en Santo Domingo Oeste, en Las Américas en Santo Domingo Este y en Higüey, provincia La Altagracia.

El gobierno dominicano ha declarado de prioridad nacional la mitigación del déficit habitacional y la priorización territorial de las políticas públicas en materia de vivienda, en los asentamientos humanos empobrecidos y aquellos que se encuentran en altos niveles de vulnerabilidad.

El Plan Nacional de Familia Feliz constituye el primer programa de accesibilidad a una vivienda digna, dirigido a las familias dominicanas de segmentos sociales con grandes dificultades para adquirirlas, con lo cual se va disminuyendo el déficit habitacional.

Esta iniciativa marca el inicio del más grande proceso de accesibilidad a un techo propio, a nivel nacional, para garantizar la seguridad y la salud familiar.

PNVFF fue presentado por el primer mandatario en el mes de febrero y en el mes de marzo se inició la construcción de 9 proyectos que representan un total de 3,048 habitaciones y están distribuidos en diferentes puntos de la geografía nacional.

Una nota de la Presidencia dice que durante este tiempo también se han seguido identificando proyectos para el desarrollo de viviendas, de modo que se puedan abarcar todas las provincias.

Este programa se desarrolla mediante un proceso de alianza público-privada, en la que el Estado facilita a los ciudadanos que apliquen, los recursos para tener acceso a financiamiento mediante diferentes tipos de bonos que ayudarán con los pagos bancarios.

La primera fase del plan beneficiará a 11,000 familias, lo cual supone un estimado de 55,000 personas favorecidas.

En cuatro años se abarcará a 62,000 familias, es decir, un total de 310,000 personas. Su desarrollo cuenta con una inversión inicial estatal de US$32,000 millones de dólares para un total de US$200MM en 4 años.

Al final del cuatrienio, para el 2024, PNVFF habrá generado 146,950 empleos directos y 317,412 empleos indirectos, lo cual significa un total de 464,362 empleos en ese periodo.

Subscribete a nustro canal de YouTube