Logo Proceso.com.do
Sábado, 22 de Enero, 2022

A cuatro años de iniciado proyecto Nuevo Domingo Savio, se mantiene incertidumbre entre censados para desalojo

República Dominicana-A cuatro años de iniciados los trabajos para el Proyecto Nuevo Domingo Savio, que contempla la transformación integral de los sectores La Ciénaga y Los Guandules en el Distrito Nacional, residentes a orillas del Río Ozama censados para desalojo que incluye la obra, se mantienen en incertidumbre al no cuándo, ni donde serán reubicados.

Pese a que fueron censados a inicios del proyecto en el año 2017, residentes en Los Guandules se encuentran en una especie de limbo, respecto a la fecha y al lugar a donde serán trasladados para dar paso al Nuevo Domingo Sabio, obra inicia por la gestión del expresamente Daniel Medina y retomada por Luis Abinader.

“Uno va a la URBE y ellos no dan ninguna respuesta cuando uno le pregunta cuando que si van a desalojar a uno, es de relajo que nos tienen” señaló molesto Edwards Pérez.

Además de esto insisten en que la Unidad Ejecutora para la Readecuación de Barrios y Entornos, les cotiza sus casas a un precio muy por debajo del real, lo que impediría adquirir una vivienda digna en otro barrio.

“En verdad en verdad esta gente lo que tienen es saqueta de tiempo como menospreciando el trabajo de uno, o sea que tu gasta un millón de pesos en tu casa y ellos quieren darte menos de eso me entiendes”, explicó Jeffrey Sánchez

A esa situación se suma, el daño que dicen causan a sus casas las maquinarias pesadas utilizadas para las excavaciones y la obstrucción de las alcantarillas y el drenaje pluvial.

“Esas casas no sirven, los pisos rotos las de blocks están cuartiada porque son aparatos muy fuertes”, dijo Edwards Pérez

“Los baños están tapados, estamos incómodos, los mosquitos se están comiendo a uno, las casas llenas de polvo, un desastre”, dijo Sheily Terrero, quien también espera ser desalojada.

Los residentes en el referido sector contemplan ir en protesta hasta la oficina de la URBE, hasta recibir una respuesta a sus inquietudes.

Mientras los vecinos se quejan por los daños colaterales, la obra que debió estar lista en el 2020 y que contempla además el saneamiento del Río Ozama, instalaciones deportivas, estancia infantil, parques, áreas comunes y comerciales, avanza a todo pulmón y de acuerdo a este Gobierno, la primera etapa estaría terminada a mediados del corriente mes y en su totalidad, dentro de 22 meses.

 

Subscribete a nustro canal de YouTube