Logo Proceso.com.do
Domingo, 17 de Octubre, 2021

Abinader advierte la Comunidad Internacional que en RD no habrá una solución a crisis haitiana

NUEVA YORK, EE UU. – El presidente dominicano Luis Rodolfo Abinader planteó este miércoles ante la septuagésima sexta Asamblea General de las Naciones Unidas tres acciones que consideró urgente y necesarias para la región, como son respuesta a la crisis de Haití, facilidades crediticias a los países en dificultades por endeudamiento durante la pandemia del coronavirus y más inversión para restaurar los recursos naturales afectados por el calentamiento global.

El jefe de Estado solicitó a la comunidad internacional que asuma con urgencia y de una vez por todas la crisis de Haití, tras advertir que no hay ni habrá jamás una solución dominicana a esa problemática.

El mandatario advirtió la posibilidad de que la situación de Haití pueda desbordar las fronteras de ese país, incidiendo como un factor de inseguridad en la región.

“A este solemne cónclave le manifiesto que la República Dominicana ha mostrado y seguirá mostrando la solidaridad y la colaboración debidas con el pueblo haitiano, pero también les reitero que no hay, ni habrá jamás una solución dominicana a la crisis de Haití”, expresó Abinader.

“Estamos convencidos que ninguna acción unilateral será suficiente para superar esa dramática situación”, enfatizó el Jefe de Estado al pronunciar su discurso ante la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Durante una alocución que no sobrepasó los doce minutos, Luis Abinader dijo que es imperativo manifestar de la manera más firme y tajante posible que la comunidad internacional no debe, ni puede, abandonar al pueblo haitiano en este momento en que los niveles de inseguridad lo están llevando a su autodestrucción.

Alertó que ante la división actual que existe entre el liderazgo haitiano, y la peligrosa presencia de bandas criminales que controlan una buena parte de su territorio, los haitianos por sí solos no podrán pacificar su país y mucho menos garantizar las condiciones para establecer un mínimo de orden. Subrayó que lo más importante e inmediato es la seguridad en Haití, y que solo después de haberlo logrado, pueden llevarse a cabo unas elecciones libres, justas y confiables.

Agregó que, con un nuevo Gobierno como interlocutor legítimo, se deberá preparar un verdadero plan integral de desarrollo económico y social, con todos los recursos necesarios y apoyados solidariamente por la comunidad internacional, pues ya no se puede pensar únicamente en medidas de carácter humanitario.

Este planteamiento del gobernante dominicano forma parte de tres acciones que consideró urgente y necesarias para la región y República Dominicana, y que debe adoptar la comunidad internacional.

Otra propuesta del presidente Abinader es que las instituciones financieras multilaterales y bilaterales otorguen facilidades crediticias a través de mecanismos transparentes y accesibles, concertados y no discriminatorios, que contribuyan a que los países en dificultades recuperen con prontitud la sostenibilidad financiera.

Igualmente, que permita el acceso a los mercados financieros internacionales, con tasas preferenciales que no sean afectados por el índice de riesgo país.

“La actual crisis financiera y mayor endeudamiento provocado por la pandemia no solo puede ser dejada a ser resuelta incrementando los impuestos en nuestros respectivos países con sus consecuentes presiones sociales y posibles alteraciones de la paz”, añadió.

Sobre el cambio climático explico que República Dominicana, como un pequeño Estado insular en desarrollo, es uno de los países que menos gases de efecto invernadero emite pero que más sufre los efectos del calentamiento global.

Señaló que es el momento de impulsar una transformación global de la economía que vaya de acuerdo con los niveles de desarrollo y que los estándares exigidos no impongan cargas excesivas que resulten en costos adicionales lesivos a la competitividad y la producción de bienes y servicios.

“Es justo y necesario, además, que la inversión para restaurar nuestros recursos naturales afectados por el calentamiento global creado por los países que han generado más CO2, sean los que paguen por las enormes inversiones a realizar”, expuso.

El gobernante dominicano resaltó los avances alcanzado por la democracia dominicana y los esfuerzos del gobierno encaminados al fortalecimiento institucional.

Dijo que la cantidad de retos que enfrentan nuestros Estados es significativa para la construcción de un mundo bajo el estandarte de la igualdad.

“Sin embargo, no debemos enfrentarlos solos; la integración y el multilateralismo son las vías idóneas para avanzar hacia la meta sin dejar a nadie atrás”, advirtió.

El mandatario planteó que el Estado dominicano reafirma su compromiso con los principios fundamentales de la Carta de las Naciones Unidas: la paz, la dignidad humana, la justicia, el progreso social y la libertad.

Subscribete a nustro canal de YouTube