Logo Proceso.com.do
Sábado, 28 de Mayo, 2022

La Federación Rusa de Fútbol reclama ante la justicia deportiva que sus equipos no sean suspendidos

RUSIA.-La Federación Rusa de Fútbol (FUR) presentó este martes recurso ante la justicia deportiva contra la suspensión de los equipos rusos de todas las competiciones internacionales decretada la semana pasada por la FIFA y la UEFA, anunció el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS).

En espera de que la jurisdicción deportiva tome una decisión, la FUR le pidió suspender la ejecución de estas decisiones y permitir a los equipos rusos disputar a finales de marzo la repesca del Mundial de Catar-2022.

Por ahora, el tribunal con base en Lausana abrirá «dos procesos distintos», contra respectivamente la FIFA y la UEFA, asociando a una quincena de federaciones nacionales que rechazan abiertamente enfrentarse a los rusos, explica en un comunicado.

En particular es el caso de los polacos, rivales de los rusos para acceder al Mundial catarí (21 de noviembre-18 de diciembre), y que excluía participar en esta confrontación, antes incluso de la decisión de la FIFA.

El TAS podría comunicar «en los próximos días» más detalles sobre el calendario y las modalidades de estos recursos, así como sus eventuales efectos suspensivos.

Por recomendación del Comité Olímpico Internacional (COI), los rusos fueron excluidos hasta nueva orden de las competiciones internacionales de atletismo, de hockey sobre hielo, de rugby, de básquet, de ciclismo, de esquí alpino o de escalada.

Rusia también fue excluida de los Juegos Paralímpicos de Invierno que se disputan desde el viernes en Pekín, tras una decisión tomada la víspera de la ceremonia de apertura.

Además del equipo nacional masculino, que llegó a cuartos de final en el Mundial-2018 celebrado en su país, la selección femenina se ha quedado fuera de la Eurocopa que tendrá lugar el mes de julio en Inglaterra, y el Spartak de Moscú también ha sido excluido de la Liga Europa.

Lapidario, el comunicado conjunto de UEFA y FIFA no mencionaba ninguna justificación derivada de sus estatutos, iniciando un debate jurídico sobre la regularidad de esta sanción.

El TAS, que ya ha sido criticado por una parte del deporte occidental estos últimos años por su gestión sobre el dopaje ruso, tiene ahora entre manos un caso extremadamente delicado: la reintegración del fútbol ruso crearía nuevas dificultades, como la falta de adversarios dispuestos a enfrentarse a estos equipos.

Por el contrario, la validación de estas sanciones abriría una nueva línea de actuación para el mundo del deporte, desde ahora más susceptible a reaccionar por cada conflicto ilegal, después de haberse mostrado reacio desde hace décadas a aventurarse en el terreno político.

Subscribete a nustro canal de YouTube