Logo Proceso.com.do
Viernes, 30 de Septiembre, 2022

Los hijos de Roberto Clemente demandan al gobierno de Puerto Rico por uso ilegal de nombre

Puerto Rico.- Los tres hijos de Roberto Clemente y dos entidades corporativas relacionadas al astro boricua del béisbol demandaron al Gobierno de Puerto Rico para evitar que sigan usando el nombre del pelotero en la reformulada Ciudad Deportiva Roberto Clemente que ahora estará bajo la Autoridad del Distrito de Convenciones y también para que le hagan un pago millonario por usar ilegalmente su nombre y figura en el marbete de este año y en una tablilla conmemorativa.

La reclamación sometida en el Tribunal de los Estados Unidos para el Distrito de Puerto Rico es el episodio más reciente en la historia de cómo se rompió una relación que duró casi 50 años entre la familia del fallecido jugador de los Piratas de Pittsburgh y el gobierno de la isla.

Por parte del gobierno, los pasos definitivos parecen haber sido las leyes que impusieron el cobro de $21 por la tablilla y $5 por el marbete, ambos conmemorativos del hit 3,000 de Clemente, el mecanismo que se incluyó en el marbete también para que los ciudadanos donen a un "Fondo Roberto Clemente", así como las leyes que crearon el Fondo del Distrito Deportivo Roberto Clemente en el Departamento de Hacienda y que pasaron al Distrito de Convenciones la titularidad y gerencia de los terrenos donde ubica en Carolina la Ciudad Deportiva Roberto Clemente, que está en desuso.

Estas movidas fueron por iniciativa legislativa del representante, y portavoz, del Partido Popular Democrático (PPD) en la Cámara de Representantes, Ángel Matos García, que fueron convertidas en ley por el gobernador Pedro Pierluisi Urrutia.

La demanda plantea que todo esto se hizo sin autorización de la familia de Clemente y en violación a los derechos de marca que tienen reconocidos formalmente en la Oficina de Patentes y Marcas federal desde 2017, pero que están en uso comercial desde tan lejano como 1955.

Aunque una parte de las movidas del gobierno es voluntaria, ya que se presenta como "donativo", los otros cargos en marbete y tablilla son compulsorios y expresamente con el propósito de recaudar unos $15 millones para financiar el recién creado fondo. La demanda califica esto como "un subterfugio (de los demandados) para sacarle dinero al pueblo" y los hijos de Clemente, así como la marca, se ha visto afectada porque la gente infiere que el esquema es para que ellos tengan algún beneficio económico y los culpan por los cargos compulsorios.

Esa recaudación es la base de dos solicitudes de compensación económica específica que hace la demanda. Los hijos de Clemente plantean que el mercadeo de la marca de su padre está encomendado a la agencia CMG Worldwide, Inc. y que la tarifa de licenciamiento regular es de 21% por lo que, como el gobierno usó el nombre y figura de Clemente para recaudar esos $15 millones, ya le deben $3,150,000. La otra solicitud de compensación es por $45 millones, lo que representan los daños triples que las leyes de protección de marca le permiten reclamar por uso ilegal no autorizado.

Además, piden sentencia declaratoria e interdicto para que el gobierno tenga prohibido seguir usando el nombre y la figura de Roberto Clemente "sin justa compensación" en ninguna de las capacidades futuras que habilita la legislación nueva. De obtener una sentencia a su favor, y de no llegar a un acuerdo sobre "justa compensación", el gobierno estaría obligado a retirar el nombre de Clemente del nuevo "distrito deportivo".

"El uso de la marca Roberto Clemente como una distintiva y famosa en lo relacionado a los deportes y la justicia social es el pilar de ese proyecto ambicioso. Sin ella, son minúsculas las posibilidades de desarrollo, inversión privada y éxito general. Es difícil imaginar un uso más espantoso de la marca Roberto Clemente", indica el documento al criticar que el nombre de Clemente, asociado al nuevo "distrito deportivo" y el dinero recaudado, está siendo usado para eliminar a lo que era su "sueño", la Ciudad Deportiva.

Además de los hijos de Clemente (Roberto, Jr., Luis Roberto y Roberto Enrique), son demandantes las entidades Clemente Properties, Inc. y 21 In Right, Inc. Los demandados son el Gobernador, la secretaria del Departamento de Transportación y Obras Públicas, Eileen M. Vélez Vega, el secretario de Hacienda, Francisco Parés Alicea, el secretario del Departamento de Recreación y Deportes, Ray Quiñones Vázquez, y el Distrito de Convenciones. Los demandados actuaron a sabiendas de que violaban la marca porque uno de los hijos de Clemente lo había advertido públicamente y porque notificaron por carta su reclamación de derechos el 30 de marzo pasado al Secretario de Justicia.

El documento puntualiza que el nombre y figura de Roberto Clemente son una marca reconocida a nivel mundial y, de igual manera, es conocido que la marca la maneja su familia. Revela que tan reciente como el 25 de julio de este año, CMG Worldwide consiguió recuperar los derechos para el portal de internet robertoclemente.com.

"Roberto Clemente no es una marca lucrativa cualquiera. Es un símbolo de justicia social e igualdad", se afirma.

Vea:

Subscribete a nustro canal de YouTube