Logo Proceso.com.do
Viernes, 9 de Diciembre, 2022

Arranca éste viernes juicio preliminar del caso Medusa con Jean Alain Rodríguez como principal acusado

El Poder Judicial informa que habrá limitaciones para la prensa por razones de espacio.

SANTO DOMINGO, RD.- La audiencia preliminar del proceso judicial que se le sigue al ex procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez y demás apresados durante la operación Medusa, se inicia a las 9 de la mañana de éste viernes 12 de agosto, en la sala de audiencias de la Corte de Apelación Civil y Comercial del Distrito Nacional.

La sala está ubicada en el Palacio de Justicia de las Cortes, en el sector La Feria o Centro de los Héroes, seleccionada por su capacidad para acoger mayor número de personas, debido a la cantidad de partes procesales que intervienen en el caso. 

El Tercer Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, es el tribunal que tiene a su cargo el caso del ex procurador y demás encartados en el expediente de presunta corrupción, en el Plan de Humanización del sistema penitenciario de República Dominicana.

Una nota del Poder Judicial dice que la modalidad de dicha audiencia será presencial y además está habilitado el enlace virtual https://youtu.be/q5aCZ0Udcco para facilitar la labor de cobertura de los medios de comunicación y para que aquellos que lo requieran, puedan conectarse y retransmitir la audiencia.

“Dado a que nos referimos a un proceso complejo por la cantidad de participantes y en vista de la situación sanitaria que vive el país, el acceso a la sala será limitado, por lo que se permitirá la presencia solo de un equipo de reporteros por medio. En ese sentido, solicitamos que camarógrafos y fotógrafos puedan llegar una hora antes de la audiencia para poder colocar sus cámaras en el área que hemos destinado para la prensa. Cuando se llene el espacio dispuesto para ello, ya no se permitirá la entrada de más equipos por problemas de espacio”, agrega la nota.

Dice que para la cobertura presencial de los medios, se han definido medidas que se aplicarán para asegurar la fluidez de los trabajos, así como la protección de la salud de las personas que estarán en la sala de audiencias. 

“Solo se permitirá una persona por medio dentro de la sala.  Los periodistas o reporteros deberán estar debidamente identificados con los carnets de sus respectivos medios de comunicación.

Se recomienda a los presentes dentro de la sala de audiencia, usar mascarillas de forma permanente considerando la cantidad de personas dentro del tribunal.

La sala de audiencia tiene una capacidad limitada, por lo que, al momento de llegar a la ocupación total se restringirá el acceso a la misma, conforme lo dispone la ley. 

Habrá un espacio señalizado para la prensa de forma tal que puedan realizar su labor desde dicho espacio, como se ha contemplado en ocasiones anteriores. Al momento del inicio de la audiencia y durante el transcurso de esta, deberán permanecer en el lugar asignado y no circular por la sala. 

Se recomienda mantener el orden establecido por el tribunal de silencio y solemnidad.

Será puesto en conocimiento de la prensa, en su oportuno momento conforme al devenir del mismo proceso un calendario de audiencias para una mejor organización de las mismas.

En la sala de audiencia tendremos personal de Prensa de la Dirección de Comunicaciones del Poder Judicial, para asistirles ante cualquier necesidad”, se explica en el comunicado de prensa dado a conocer este miércoles.

Una auditoría hecha por la Cámara de Cuentas al período del 16 de agosto del 2016 al 16 de agosto del 2020, implica en alegadas irregularidades al ex procurador Jean Alain Rodríguez,  junto a Rafael Canó, Jonathan Rodríguez, Miguel José de Moya, Rafael Antonio Mercede, Altagracia Guillén Calzado y Javier Alejandro Forteza, entre otros, quienes fueron sometidos a la Justicia acusados de lavado de activos, estafa y otros delitos, por la Procuraduría General de la República.

La Cámara de Cuentas destaca la falta de planificación de las obras del Plan de Humanización del sistema carcelario, por un monto final contratado de RD$8,535,985,106 y la inauguración y compra de equipamiento sin culminar obras de construcción por RD$1,526,048, 964.

La auditoría también dice que se comprobó que hubo irregularidades y violaciones legales y en la adjudicación de contratos por miles de millones de pesos.

Otros actos de alegada corrupción detectados en la auditoría fueron los pago por más de 600 millones de pesos sin certificación de registro de contrato y sin póliza de garantía y la adjudicación de un contrato por más de 103 millones de pesos a una empleada del renunciante ministro de la Presidencia, Lisandro Macarrulla.

Otras presuntas anomalías comprobadas por los auditores de la Cámara de Cuentas incluyen la composición del comité de comprar irregular, contratistas no habilitados, inconsistencias en las documentaciones, inobservancia en pago y declaración de impuestos hasta ausencia de títulos de propiedad de terrenos.

Subscribete a nustro canal de YouTube