Logo Proceso.com.do
Viernes, 30 de Septiembre, 2022

El atacante de Salman Rushdie tuvo contactos con la Guardia Revolucionaria de Irán antes del atentado

Oficiales de inteligencia señalaron que se trataría de un “ataque guiado”, con persuasión de oficiales persas pero sin una orden institucional

Fuentes de inteligencia de Europa y Medio Oriente afirmaron que el atacante del escritor Salman Rushdie, apuñalado el viernes en EEUU, tenía vínculos con miembros de la Guardia Revolucionaria iraní, pese a que el régimen persa ha descartado cualquier vínculo con el agresor, un joven estadounidense de origen libanés de 24 años.

Un funcionario europeo de la OTAN que trabaja en una unidad antiterrorista indicó a Vice News que el apuñalamiento realizado por Hadi Matar tenía todas las características de un ataque “guiado”, en el que un servicio de inteligencia convence a un partidario para que lo lleve a cabo, sin que ello implique un apoyo directo al atentado.

“Hay que vigilar de cerca sus comunicaciones. Una mayor investigación revelará más información sobre la naturaleza exacta de los vínculos”, adelantó, bajo condición d anonimato

Por otra parte, un funcionario de inteligencia de Medio Oriente dijo que estaba “claro” que, en algún momento antes del atentado, Matar había estado en contacto con “personas directamente implicadas o adyacentes a la Fuerza Quds”, una división de la Guardia Revolucionaria persa. “No está claro el alcance de la implicación, si se trató de un intento de asesinato apoyado directamente o si se trató de una serie de sugerencias e indicaciones para elegir un objetivo”, añadió, también bajo condición de anonimato.

Vice reportó que oficiales de seguridad confirmaron contactos en redes sociales pero que no dieron detalles porque la investigación está en desarrollo.

En 1989, el Ayatollah Khomeini, fundador de la República islámica, emitió una fatua llamando a matar a Rushdie, que vivió durante años con protección policial. El decreto fue en reacción al libro “Los versos satánicos”, novela considerada como blasfema por los más rigoristas, al entender que insultaba al Corán y al profeta Mahoma.

Tras días de silencio, este lunes Irán negó “categóricamente” cualquier vínculo con el agresor de Rushdie. “Nadie tiene derecho de acusar a la República Islámica”, agregó el vocero, pese a que la fatua contra el escritor nunca fue retirada y en estos años, varios de sus traductores han sufrido ataques, incluido el apuñalamiento mortal a su traductor japonés en 1991.

“En este ataque, sólo Rushdie y sus partidarios merecen ser culpados e incluso condenados”, añadieron desde Teherán.

Hospitalizado con heridas graves tras el ataque, el escritor británico-estadounidense va mejorando, según sus allegados. Ya no necesita respiración artificial y ha comenzado la recuperación, señaló su agente literario Andrew Wylie en un comunicado enviado a los medios

Hadir Matar nació en Estados Unidos de padres que emigraron de Yaroun, en el sur de Líbano, cerca de la frontera con Israel, según el alcalde del pueblo. En el pueblo cuelgan banderas del grupo militante chiíta Hezbolá, apoyado por Irán, junto con retratos de líderes de Hezbolá e Irán. Israel ha bombardeado posiciones de Hezbolá cerca de allí en el pasado.

Los registros del pueblo muestran que Matar tiene la ciudadanía libanesa y es chiíta, dijo un funcionario del lugar. El funcionario, que habló bajo condición de anonimato por motivos de seguridad, dijo que el padre de Matar vive allí, pero ha estado recluido desde el ataque.

Subscribete a nustro canal de YouTube