Logo Proceso.com.do
Sábado, 1 de Octubre, 2022

Episcopado RD indica sociedad dominicana va en franca descomposición social

Santo Domingo, RD. -La Iglesia Católica advirtió que la Republica Dominicana atraviesa por una descomposición social que “está llegando a niveles preocupantes”.


En su semanario “Camino” de esta fecha, que publica a través del obispado de Santiago, la Conferencia del Episcopado Dominicano considera que frente a esta situación se hace necesario la implementación de un plan nacional de prevención de la violencia, que involucre a todos los sectores de la sociedad dominicana.


Indica que nuestra nación está atravesando por momentos difíciles. La descomposición social está llegando a niveles preocupantes, y la violencia desatada nos llena de espanto. Los hechos de los últimos días así lo demuestran.


Por lo que, frente a esta cruda realidad, todos estamos llamados a buscar salidas que nos permitan recobrar la paz ciudadana que hemos ido perdiendo.


La ofensa, el rencor y la falta de diálogo van encontrando espacios en muchas personas que actúan impulsados por el odio que lleva a la muerte.


“Esta espiral de violencia que vemos a diario hay que detenerla, de lo contrario tendremos que vivir enjaulados, para evitar ser víctimas de este desenfreno que está terminando en tragedias. Necesitamos vivir en paz”, expresa.


Destaca que hoy, muchas familias están pasando por momentos muy tristes, al ver partir a sus seres queridos a destiempo, por culpa de malhechores.


Es urgente buscar una solución a esta crisis que tenemos. Una de ellas es frenar la proliferación de armas de fuego en manos de civiles. Armas que son utilizadas para cometer robos, atracos y crímenes.


Todavía estamos a tiempo de frenar estos hechos que amenazan convertir nuestro pueblo en un infierno.


No sigamos sembrando vientos de violencia, porque ya la tempestad de intranquilidad nos está azotando.


“Desde CAMINO sugerimos la implementación de un plan nacional de prevención de la violencia que involucre a todos los sectores”, subraya.


También, hacemos un llamado a las familias y a la sociedad en general, para que no sigamos sacando a Dios de nuestras vidas, porque nos convertiríamos en monstruos. Seamos instrumentos de paz.

Subscribete a nustro canal de YouTube