Logo Proceso.com.do
Jueves, 29 de Septiembre, 2022

Comunidad internacional preocupada ante critica situación de Haití y reconoce amenaza a RD

La comunidad internacional parece haber comprendido finalmente la realidad de la grave situación haitiana y desde este jueves ha comenzado a lanzar llamados para enfrentar la situación y tratar d estabilizar al país fronterizo con Republica Dominicana.


La situación haitiana impacta directamente a la Republica Dominicana, especialmente a través de sus fronteras con Bahoruco, Dajabón, Elías Piña, Independencia, Santiago Rodríguez y Pedernales.


La parte sur de la frontera (Bahoruco, Independencia, Elías Piña y Pedernales) son las de menor recaudación per cápita de la zona fronteriza y de todo el país, quedando la provincia de Elías Piña en el último renglón nacional.


Este miércoles 21 de septiembre se reanudaron tímidamente las actividades formales e informales en el área metropolitana, luego del cese de actividades desde el 12 de septiembre.


Algunas sucursales de bancos comerciales han abierto sus puertas, particularmente en la comuna de Port-au-Prince y Delmas. Allí se observaron largas colas. Supermercados, casas de transferencia también funcionaron. El periódico también observó una tímida reanudación del transporte público. Motociclistas, tap-tap y algunos taxis fueron vistos por algunas calles.

Los puntos de distribución de agua potable y gas propano recibieron este miércoles a decenas de clientes. Si bien la mayoría de las arterias se han despejado, algunas áreas permanecen bloqueadas. Este es el caso de Canapé-Vert, donde los manifestantes siguen enfrentándose a la policía.

La queja en creole


A la capitale comme dans les régions, les activités ont été paralysées depuis plus d’une semaine. Des milliers de citoyens ont protesté et bloqué les routes afin d’exprimer leur mécontentement après la décision du gouvernement d’augmenter le prix du carburant. Dans la plupart de ces villes, les manifestations ont pris des tournures violentes. Des entreprises privées et des bâtiments publics ont fait l’objet d’attaques et de scènes de pillage. Plus d’une trentaine d’écoles ont été saccagées notamment dans les départements de l’Artibonite et du Nord-Ouest.


Dans une intervention retransmise à la Télévision nationale d’Haïti le 18 septembre dernier, le chef du gouvernement Ariel Henry a appelé au calme, sans renoncer à sa décision sur l’augmentation des prix des carburants. « Devant l’évolution de la situation, je suis revenu pour lancer un appel au calme. Je vous demande de vous calmer. Ensemble nous pouvons résoudre les problèmes. Je comprends votre frustration. Je partage la douleur des victimes, de ceux qui ont perdu des biens qu’ils ont construits pendant plusieurs dizaines d’années », a déclaré Ariel Henry, condamnant les violences enregistrées un peu partout à travers le pays.

Ariel Henry, el ministro


Según el jefe de Gobierno, la violencia en las calles no tiene nada que ver con ningún enfado popular. “Nada justifica este daño. Nadie podrá vincular los saqueos a empresas, los ataques a políticos y miembros del gobierno, con la ira por el aumento de los precios de los combustibles. No es por el precio de los combustibles que hemos saqueado escuelas, universidades, hospitales, que hemos robado stocks de semillas y vacunas destinados a varios municipios. Todos entendieron que no era por el precio del combustible que se saqueaba el almacén de un organismo internacional. Hombres fuertemente armados fueron vistos liderando las protestas. Esta es una prueba más de que lo que está pasando en las calles no tiene que ver con un reclamo por el precio de los combustibles o el alto costo de vida”, estima Ariel Henry quien explicó que las reformas a nivel aduanero causan descontento. Y, según el señor Henry, estos descontentos también se encuentran en las calles.

La Asamblea General de las Naciones Unidas que se celebra en su sede de Nueva York ha sido el foro que mayor atención ha cautivado el tema haitiano y donde la deleción dominicana ha estado muy activa con el tema.


Este jueves, tempranito, el secretario general de la Organización Mundial de la Salud, Justin Trudeau, advirtió que "tenemos mucho trabajo por hacer para ayudar a Haití a restaurar la estabilidad y la prosperidad, proteger a los ciudadanos y restaurar la confianza y el rumbo de la perla de las Antillas".


Mientras, convocó a funcionarios de varios países que forman parte del Grupo Asesor Ad Hoc sobre Haití del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas, sobre el tema de la estabilidad y seguridad del país.


El primer ministro agregó que la única solución duradera debe ser liderada “por Haití, por los haitianos”.

Un grupo internacional


El grupo internacional está integrado por un puñado de países de América, Europa y África, incluidos Estados Unidos y Francia, a los que se han sumado representantes de países del Caribe. En el encuentro participaron el ministro haitiano de Relaciones Exteriores, Jean Victor Généus, y su colega el ministro de Economía, Michel Patrick Boisvert, según este artículo del diario Le Devoir.


Denuncio que “las pandillas se han apoderado de la mayor parte de Port-au-Prince, e incluso ocupan la cancha”.


La estrategia canadiense por ahora es desarrollar la capacidad de la Policía Nacional de Haití. Ottawa le ha proporcionado una financiación de alrededor de 30 millones de dólares en 2022, además de haber dado luz verde recientemente a la venta de vehículos blindados canadienses para sus policías.


Canadá también anunció el miércoles la ampliación de su contribución para la reconstrucción de Haití tras el terremoto de 2010, hasta 20 millones de dólares. Otra reunión del Grupo Asesor Ad Hoc sobre Haití está programada para el viernes, esta vez sin el primer ministro Trudeau.


Reaccion del presidente Biden


El presidente de EE. UU., Joe Biden, ha renovado el apoyo de su administración a Haití, que se enfrenta a la violencia de pandillas alimentada políticamente y a una enorme crisis humana, y ha pedido que se haga más. “Seguimos apoyando a nuestro vecino Haití frente a la violencia de pandillas alimentada políticamente y una gran crisis humana, y hacemos un llamado al mundo para que haga lo mismo.


“ Todavía tenemos mucho por hacer”, dijo el presidente Joe Biden en la tribuna de las Naciones Unidas con motivo de la 77ª Asamblea General en Nueva York.


La evocación de Haití por parte del presidente Joe Biden se produce tras el comunicado de la Embajada de Estados Unidos el 18 de septiembre y los comentarios de Juan González, su Asesor de Seguridad Nacional para el hemisferio occidental.


“Hacemos un llamado a los haitianos para que expresen sus opiniones de manera pacífica respetando a los actores humanitarios y las fuerzas del orden y permitiendo que los haitianos que lo necesiten tengan acceso sin obstáculos a alimentos, agua y atención médica”, se lee en el comunicado.


Admitió que Estados Unidos “sigue siendo un socio incondicional de Haití y seguimos comprometidos a apoyar al pueblo de Haití durante este momento difícil”.


Las violentas protestas que han sumido a Haití en el caos y la anarquía están "financiadas por actores económicos que pueden perder dinero", dijo Juan González, director senior para el hemisferio occidental en el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca y asistente especial del presidente Joe Biden.

Nuevos aumentos de precios de los combustibles

En medio de las violentas protestas, el primer ministro Ariel Henry justifico la decisión de su gobierno de aumentar drásticamente los precios de los productos derivados del petróleo.


En su discurso transmitido por la Televisión Nacional de Haití, el Primer Ministro llamó a la calma, sin renunciar a su decisión sobre los combustibles. “Ante la evolución de la situación, volví a hacer un llamamiento a la calma. Te pido que te calmes. Juntos podemos resolver problemas. Entiendo tu frustración. Comparto el dolor de las víctimas, de quienes han perdido bienes que construyeron durante décadas”, dijo el primer ministro Henry, condenando la violencia registrada en todo el país.


Normalidad timida


Tras varios días de protestas y saqueos, este jueves se reanudaron tímidamente las actividades formales e informales en el área metropolitana.


Algunas sucursales de bancos comerciales han abierto sus puertas, particularmente en la comuna de Port-au-Prince y Delmas. Allí se observaron largas colas. Supermercados, casas de transferencia también funcionaron. El periódico también observó una tímida reanudación del transporte público. Motociclistas, tap-tap y algunos taxis fueron vistos por algunas calles. Los puntos de distribución de agua potable y gas propano recibieron este miércoles a decenas de clientes. Si bien la mayoría de las arterias se han despejado, algunas áreas permanecen bloqueadas. Este es el caso de Canapé-Vert, donde los manifestantes siguen enfrentándose a la policía.

Subscribete a nustro canal de YouTube