Logo Proceso.com.do
Miércoles, 30 de Noviembre, 2022

Entre desfiles pandilleros, saqueos y riesgo de masacres, piden renuncia ministro Haití

PUERTO PRINCIPE, HAITI. -Si el gobierno de Ariel Henry pregona que "en general todo está bajo control", el líder del G-9, Jimmy Chérizier, llamó al primer ministro Ariel a huir, como lo había hecho Ashraf Ghani, frente a los talibanes, en Afganistán, para evitar un baño de sangre en Haití.

En Gonaïves, un ex líder rebelde de 2004, Ti Will, tomó las riendas al frente de una manifestación que reunió el miércoles a miles de participantes.

En Cabo Haitiano, ante el llamado del líder del partido político Pitit Dessalines, miles de personas salieron a las calles y el único supermercado de la segunda ciudad del país fue saqueado.

En Port-au-Prince y Carrefour, las manifestaciones que pedían la salida del jefe de gobierno se produjeron en un contexto de empeoramiento de la escasez de gasolina que agrava la crisis humanitaria.

Jimmy Chérizier, líder del G-9, un grupo de pandillas que opera en Port-au-Prince, la capital de Haití, llamó al primer ministro Ariel Henry a huir, a renunciar para evitar un baño de sangre. “Quiero que el primer ministro Ariel Henry entre en razón y haga como el presidente de Afganistán que huyó para evitar un baño de sangre. Espero que el primer ministro Ariel Henry entre en razón, que deje el poder y renuncie lo antes posible”, dijo Jimmy Chérizier en un video, el miércoles 28 de septiembre de 2022.

Más de quince días después de que hiciera inaccesible la terminal petrolera de Varreux y agravara una escasez de combustible que provocó el cierre de parques industriales y negocios e impactó severamente el funcionamiento de hospitales y servicios esenciales, el jefe del G-9, Jimmy Chérizier anunció que y sus hombres no tienen nada que perder.

“No tenemos terminal en Varreux, ni Shodecosa, ni APN, ni aduana, ni parlamento. Significa que no tenemos nada que perder. No tenemos bancos, ni supermercados”, agregó, lanzando una advertencia. « Nous demandons au peuple Haïtien, à partir de lundi, d’éviter de sortir dans les rues sans réel besoin », a dit Jimmy Chérizier qui a souligné qu’il ne mène pas une bataille contre les personnes de sa classe sociale, contre la clase media.

“Tampoco tenemos problema con la burguesía porque no hay país que pueda desarrollarse sin la burguesía”, dijo Jimmy Chérizier, cuya advertencia va desde el 3 de octubre, fecha de la reapertura de las clases oficiales anunciada por el gobierno de Enrique.

Si en Occidente, Jimmy Chérizier mantiene sus posiciones, bloquea la terminal petrolera más importante, llama a Port-au-Prince a quedarse con su ropa de pueblo fantasma, en Gonaïves, en Artibonite -el segundo departamento más poblado de Haití-, Wilfort Ferdinand dit Ti Will, un ex señor de la guerra que tomó las armas en 2004 contra el ex presidente Jean Bertrand Aristide, fue visto a la cabeza de una multitud hostil al primer ministro Henry.

En Cap-Haitien, miles de personas se manifestaron para exigir la salida del Sr. Henry. "Ki sa Ariel te yè pou nou pa voye l ale", coreaba la multitud al ritmo de los tambores. También hubo una manifestación en la capital donde el tercer día de huelga de los sindicatos del transporte público paralizó severamente las actividades.

En la madrugada, cuando circuló la información, los supermercados abiertos fueron asaltados por clientes que, en algunos casos, se encontraron frente a los estantes vacíos.

"Los contenedores de productos alimenticios están bloqueados en la aduana por la acción de las bandas", confió un empleado de un supermercado en Pétion-Ville, una ciudad donde los habitantes de ciertas zonas residenciales, incluidos Frères, Pernier, viven con miedo en el estómago.

“Sí, la banda de Vitelhomme derribó el muro que impedía el acceso a Bellevue, saliendo …

Subscribete a nustro canal de YouTube