Logo Proceso.com.do
Miércoles, 1 de Febrero, 2023

Los enfermos mentales en Nueva York siguen en aumento

Ahora mismo existe la certeza de que hay tantas personas con problemas graves de salud mental como la misma cantidad de pillos que hay en la ciudad de Nueva York.

La crisis de la salud mental ha rebasado la propia capacidad de la administración del alcalde Eric Adams para hacer frente a esta crisis. Ya no se trata de simple desamparado, sino de un problema de seguridad pública, en donde éstos se están volviendo cada vez más agresivos.

Cada vez más neoyorquinos han dejado de tomar el subway, o tren subterráneo, de Nueva York por temor a perder sus vidas. De acuerdo a un reporte del grupo comunitario “Unidos con New York”, cada vez más personas han ido renunciando a sus puestos de trabajos para intentar conseguir un empleo cerca de casa y evitar tomar el transporte público.

La dominicana Carmen Guerrero, de 65 años de edad, afirma que tiene más de 40 años viviendo en la ciudad, y nunca antes la situación se había visto tan crítica. Según reporte de las propias autoridades del transporte (MTA), luego de haber superado la pandemia el 40% de los usuarios habituales del metro no han vuelto a utilizarlo. La gente tiene miedo de lo que se pueda encontrar en los trenes.

Desde principio de años, la gobernadora estatal Kathy Hochul anunció una iniciativa de Grupo de Apoyo a Opciones seguras que iba a estar basado en trabajadores sociales, médicos encargados y demás para darle mayor asistencia a los desamparados con problemas de salud mental. Sin embargo, esta medida ha tenido muy poco efecto en la población.

Nueva York sigue enfrentando serios desafíos para poder recuperarse de la crisis en la que está sumergida desde el 2019, y se ha convertido en un reto alcanzar esta meta.

Subscribete a nustro canal de YouTube