Las autoridades de EE.UU. arrestaron a dos familiares del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro y están acusados de narcotráfico. Una fuente de la DEA con amplio conocimiento del caso confirmó la información.

Al ser capturados, Efraín Antonio Campo Flores y Francisco Flores de Freites, se identificaron como hijo de crianza y sobrino de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores, respectivamente.

Según esta fuente de la DEA, quién además participó en el operativo, ambos hombres fueron detenidos en la capital de Haití, Puerto Principe, cuando negociaban el transporte de un cargamento de 800 kg de droga.

Este dato también lo confirma Michael Vigil, exjefe de Operaciones Internacionales de la DEA, informado de la captura a través de fuentes federales de alto nivel del Gobierno estadounidense. Vigil asegura que este país era el destino final de la droga, pasando antes por Honduras y México.

Campo Flores y Flores Freites portaban pasaportes diplomáticos de la República Bolivariana de Venezuela y al ser capturados, reclamaron inmunidad diplomática, según confirmó también Vigil. La fuente de la DEA explicó que este es un  caso judicial registrado con pruebas y que por ello, no podría ser descalificado como un problema bilateral entre Caracas y Washington.

Cada paso de los primos Flores fue filmado, lo que refuerza las pruebas de la acusación, dice la fuente de la DEA. Agrega que el estatus diplomático de los sospechosos puede ser confirmado directamente con el departamento de Estado de EE.UU. 

Luego de producirse el arresto, el Gobierno estadounidense notificó del hecho a las autoridades venezolanas.

Las autoridades de EE.UU. han dicho que el tráfico de drogas en el Caribe ha aumentado sustancialmente. Por ello, habían desplegado operativos de seguridad en varias zonas, incluida la capital haitiana. La operación que logró el arresto de Campo Flores y Flores Freites estuvo activa por ocho meses, afirma Vigil. 

La Oficina del fiscal federal para el distrito Sur de Nueva York ya les formuló cargos ante un tribunal por la supuesta comisión de delitos de conspiración para transporter sustancias ilegales a EE.UU., afirman fuentes de la fiscalía.  Según Vigil, se espera que este jueves ambos hombres comparezcan en audiencia judicial.

El Gobierno venezolano aún no ha ofrecido declaraciones y los esfuerzos de CNN para obtener comentarios no han tenido éxito.

Se espera que el presidente Nicolás Maduro pronuncie un discurso este jueves ante la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra.