BARAHONA, RD.-Propiedades de Ernesto Guevara Díaz (Maconi), sentenciado a un año de prisión preventiva por un alijo de 1,570 kilos de cocaína, decomisado en el buque Kaluba, fueron allanadas por las autoridades.

Para el allanamiento las autoridades se dividieron en dos grupos: uno salió en dirección a varios pueblos ubicados en la zona costeña; mientras que otro, encabezado por el titular del Ministerio Público, magistrado Yván Ariel Gómez Rubio, junto a los fiscales Corintios Torres y Jorgelin Montero Batista, realizó las requisas domiciliarias a viviendas y negocios de Guevara Díaz en Santa Cruz de Barahona.

Primero fue allanada una residencia propiedad de Maconi, ubicada en la calle primera 12, del sector Invi-Cea, de Villa Central, en la cual vive Thérése Longchamp, Ministra Consejera y Cónsul de Haití en Barahona, a quien las autoridades explicaron las razones del allanamiento.

Después, el magistrado Gómez Rubio, los fiscales Torres y Montero D’Oleo, se trasladaron a la calle Salomé Ureña, 28, en donde allanaron la residencia en donde vive la esposa de Maconi, Sandra Serrano Pimentel.

La señora Serrano Pimentel acompañó las autoridades responsables del allanamiento en busca de evidencias para ser presentadas por el Ministerio Público en contra de Maconi, en el caso del buque Kaluba.

Además de Guevara Díaz, en el caso están imputados Dante Meraldo Medina; su hijo Dante Medina Ozuna (Dantico), el venezolano José Antonio Quijada Salazar, el hondureño Marvin Eucebio Lambert Harry; el nicaragüense Joel Ponce Ordóñez; el cubano Pedro Emilio Betancourt Tabío; los colombianos Silvio Fernando Ibarra Vega y Manuel Escobar Bolaños, a quienes se les impuso medida de prisión preventiva.

Francisco Domínguez, uno de los abogados de Maconi, reveló que el imputado de narcotráfico pedirá que le investigue una comisión compuesta por el Procurador General de la República, el director de la DEA, la Fiscal del Distrito Nacional y el presidente de la DNCD.

Afirmó que Maconi no tiene nada que ver con los 1,570 kilos de cocaína decomisados en el buque Kaluba, en el Puerto de San Souci.