Logo Proceso.com.do
Jueves, 26 de Mayo, 2022

Implicado en asesinato de presidente haitiano confiesa que aportó armas para el magnicidio de Moise

FLORIDA, ESTADOS UNIDOS.- El haitiano-chileno Rodolphe Jaar, acusado en Estados Unidos de participar en el asesinato del presidente haitiano, Jovenel Moise, en julio pasado, confesó que proporcionó armas y municiones a colombianos e intentó ayudarlos a esconderse en embajadas de otros países tras el magnicidio.

Jaar, de 49 años y arrestado desde el miércoles en Miami, tendrá una audiencia de detención el próximo miércoles 26 de enero y otra en la que se le leerán formalmente los cargos el próximo 3 de febrero.

El haitiano-chileno, que compareció el jueves en una primera audiencia en corte ante la jueza Lauren Fleischer Louis, invocó el derecho a guardar silencio, según los documentos judiciales.

Sin embargo, según la acusación, divulgada este viernes, Jaar confesó a las autoridades estadounidenses que participó en el magnicidio en una «declaración voluntaria» el pasado 9 de diciembre.

«Jaar admitió que él proporcionó armas de fuego y municiones a los colombianos para apoyar la operación de magnicidio», detalla el documento.

«Admitió haber intentado ayudar al co-conspirador número 1 y a los colombianos, dirigiendo para esconderlos en la embajada de otro país en Haití», agrega.

Según la acusación, Jaar dijo que la operación cambió de una de arresto a una de asesinato después de que el plan inicial para ‘capturar’ al presidente en el aeropuerto y llevárselo en avión no se concretó.

El haitiano-chileno enfrenta los cargos de «conspirar para cometer asesinato o secuestro fuera de Estados Unidos y de brindar apoyo material con resultado de muerte».

Es la segunda persona que afronta una acusación en Estados Unidos por el magnicidio de Haití después de que el exmilitar colombiano Mario Antonio Palacios fuera acusado por ese crimen el pasado 4 de enero en una corte de Miami.

Randolphe Jaar fue arrestado en República Dominicana y accedió a viajar a Estados Unidos, detalló la Fiscalía.

Si es declarado culpable, Jaar se enfrenta a una pena máxima de cadena perpetua.

Después del asesinato, Jaar supuestamente se comunicó con otro cómplice (conocido en la denuncia como conspirador #1) y otros para ayudar mientras se escondían de las autoridades haitianas.

Según la Fiscalía de Estados Unidos, el acusado y otros, incluido un grupo de aproximadamente 20 ciudadanos colombianos y varios haitiano-estadounidenses, participaron en un complot para secuestrar o matar al presidente haitiano.

Subraya que Jaar estuvo presente cuando el conspirador número 1 obtuvo la firma de un ex juez haitiano en una solicitud por escrito de asistencia para promover el arresto y encarcelamiento del presidente Moise.

Subscribete a nustro canal de YouTube