Otra vez viniendo de atrás y aprovechando errores de la defensa de sus contrarios, principalmente de su intermedista Daniel Murphy, Los Reales de Kansas City derrotaron 7 por 2 en 12 entradas a los Mets de Nueva York para ganar la segunda serie mundial en la historia de la franquicia y primera desde 1985.

El venezolano Alcides Escobar se convirtió en el torpedero con más imparables en una postemporada con 22 superando a Derek Jeter.

Los locales llegaron ganando a la novena 2 por 1, pero los reales empataron con jugada de selección en un rodado del receptor Salvador Pérez que permitió anotar en Eric Hosmer.

Luego en la parte alta de la entrada número 12 el boricua Christian Colón pero hit como emergente  que remolcó la ventaja y abrió la compuerta a 4 carreras más.

El derecho dominicano Edinson Vólquez, quien abrió el partido por los Reales, permitió apenas dos carreras en 6 entradas de labor, pero salió sin decisión.

El también dominicano Johnny Cueto fue el mejor lanzador abridor de los Campeones Mundiales en toda la Serie, con partido completo de sólo una carrera permitida.