Como una injerencia en los asuntos domésticos de la República Dominicana, consideraron dos representantes de la iglesia católica los pronunciamientos en torno a la corrupción y otros temas, hechos recientemente por el embajador de los Estados Unidos, James Brewuster.

La posición fue externada, de manera separada, por el obispo auxiliar de Santo Domingo, Víctor Masalles Pérez, y por el coordinador de la Pastoral Juvenil, Luis Rosario, quienes rechazaron de plano que el diplomático haga ese tipo de declaraciones.

No obstante los representantes de la iglesia católica reconocieron lo expuesto por Brewster, sin embargo consideran no estuvieron enmarcadas dentro de lo que es su rol en el país.

Masalles Pere dijo por la vía del Tweeter que “El embajador de los EEUU tiene mucha razón en su discurso en lo que se refiere a la corrupción en RD, pero…”, y en otros tres expresa que “No tiene razón en lo que se refiere a entrometerse en los asuntos internos del RD y pretender que no son injerencia”, “No parece interesarle resolver ese problema, sino usarlo como pretende para meter su consabida agenda LGTB en el país”, y “No tiene razón al chantajear a la gente amenazando quitar la visa al que lo critica. Corta libertad de expresión”.

Mientras que en rueda de prensa Luis Rosario calificó como “bochornosa” la forma en que el embajador James Brewster se ha manifestado sobre el tema corrupción en el país.

Rosario reconoció que los pronunciamientos sobre la corrupción en el país, externados por el embajador de los Estados Unidos obedecen a la realidad. Sin embargo, mostró su rechazo a la forma en que el diplomático “enrostró” la problemática a los dominicanos.