Tras negar este lunes que haya firmado el recibo que circula, en el que supuestamente ella devuelve un dinero al magistrado Fernando Arias Varela, la suspendida jueza Awilda Reyes, de la Cuarta Sala Penal del Distrito Nacional, lamentó que el presidente de la Suprema Corte de Justicia haya actuado como fiscal, juez y parte en el caso de referencia.

Negó la revelación hecha por Mariano German, en el sentido de que ella aceptó dinero para favorecer a un imputado de sicariato y afirmó que en su momento demostrará su inocencia.

La magistrada está acusada de actos de corrupción durante sus funciones. Germán la acusó de recibir dinero a cambio de dejar en libertad al regidor de Pedro Brand, Erinson de los Santos Solís, acusado de encabezar una red de sicariato.

La magistrada Reyes señaló que constituye un atropello en su contra que fue juzgada y condenada sin ser escuchada.