REDACCIÓN INTERNACIONAL.- El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró hoy haber utilizado “un lenguaje duro” en su conversación con senadores sobre la ley migratoria, pero rechazó haberse referido a El Salvador, Haití y a países africanos como “agujeros de mierda”.

“El lenguaje utilizado por mi en la reunión de DACA fue duro, pero ese no fue el lenguaje empleado. Lo que fue realmente duro fue la extravagante propuesta hecha, un gran paso atrás para DACA”, dijo el mandatario en su cuenta de Twitter, al comentar el Programa de Acción Diferida (DACA), que protege a jóvenes inmigrantes llegados a EEUU como niños.