Con motivo de conmemorarse el miércoles  18 de noviembre el 179 del natalicio del Generalísimo Máximo Gómez, en Honduras se dan los toques finales a la ceremonia en que se develizará un busto en reconocimiento al ilustre dominicano nacido en la provincia Peravia.

El gobierno hondureño  celebró un encuentro de trabajo en el que participaron autoridades gubernamentales   y la embajada dominicana en ese país centroamericano, a fin de  ultimar todos los detalles  para el majestuoso homenaje al libertador de Cuba y forjador de la comandancia de armas hondureña de la época, tributo  que se llevará a cabo en la isla Amapala, lugar donde vivió  el héroe de la independencia cubana.  

En la actividad estuvieron presentes el ex  embajador hondureño en República Dominicana y actual director general de la Academia Diplomática de Honduras, Rafael Leiva Vivas, quien es autor del libro Presencia de Máximo Gómez en Honduras. También participaron el embajador Ricardo Alonzo Flores, director general de Ceremonial diplomático del Ministerio de Relaciones Exteriores hondureño, el capitán de navío Luis Gonzalo Ayala,  y el embajador dominicano José Osvaldo Leger.

Leiva Vivas  dijo al referirse al homenaje al insigne luchador y estratega militar dominicano que el reconocimiento a Máximo Gómez es un encuentro directo entre República Dominicana y Honduras, incluyendo a Cuba, ya que en esa isla fue que Gómez exhibió sus grandes dotes militares. El ex diplomático hondureño en el país reconoció también que en el homenaje al preclaro libertador de Cuba hay un principio de reciprocidad, pues República Dominicana  exhibe un busto del patriota hondureño Francisco Morazán.

Mientras que el embajador Ricardo Alonzo Flores aseguró que todo está listo para el acto en honor a Máximo Gómez. El capitán Gonzalo Ayala dijo que al conocer la historia del generalísimo Máximo Gómez ha pasado a ser un admirador, pues el militar fue reconocido por los gobiernos de la época como Comandante de Plaza de Armas del puerto más importante de toda Centroamérica durante el siglo XIX y primera mitad del siglo XX, como lo fue la isla de Amapala, en donde vivió el gran militar dominicano.        

El embajador dominicano  José Osvaldo Leger expresó que siente gran satisfacción y orgullo patriótico porque varias instituciones, como las Fuerzas Armadas, la Presidencia  y la Cancillería de Honduras, además de la embajada de Cuba  estén organizando para el miércoles 18 de noviembre,  el solemne evento al militar dominicano. Para Leger la proeza de Máximo Gómez fue la que hizo una realidad la independencia de Cuba.  Destacó que Gómez es una de las figuras más importantes de finales de siglo XIX y principio de siglo XX de la República Dominicana.

La isla Amapala fungió para esa época como capital comercial de la República de Honduras, y el generalísimo Máximo Gómez  residió allí por varios años, siendo reconocido por varios gobiernos de turno, luego de  su labor en la conformación de las tropas militares de ese período. A la actividad en reconocimiento a Máximo Gómez participará  el presidente de Honduras,  Juan Orlando Hernández Alvarado.