China-Los líderes de Taiwán y China planean reunirse en Singapur el sábado por primera vez desde la guerra civil china que terminó en 1949.

El presidente de China, Xi Jinping, y el presidente taiwanés, Ma Ying-jeou, usarán la fórmula de “mister” para dirigirse el uno al otro, en lugar de sus títulos honoríficos habituales, y cenarán juntos después de la reunión, informó la agencia de noticias estatal Xinhua, citando a Zhang Zhijun, el director de la Oficina de Asuntos de Taiwan.

La Agencia Central de Noticias de Taiwán, citando a altos funcionarios del gobierno, dijo que no se espera que los líderes firmen algún acuerdo, sino que discutirán sobre la paz.

China y Taiwán –oficialmente la República Popular de China y la República de China- se separaron en 1949 tras la victoria comunista en la guerra civil.

Sin embargo, China todavía considera a la isla una provincia separada y ha advertido de que una declaración formal de independencia podría dar lugar a la intervención militar.

A día de hoy, hay informes de misiles apuntando a la isla.

A pesar de la grieta, China es el mayor socio comercial de Taiwán, hay cientos de vuelos entre las dos naciones cada semana y los bancos chinos ahora operan en la isla, mientras que algunas empresas taiwanesas tienen fábricas en China.

Sin embargo, las principales tensiones persisten, de ahí la importancia de la reunión de ambos jefes de gobierno.

Masivas protestas estallaron en Taiwan, que incluyó la toma del edificio legislativo por parte de los estudiantes, por la propuesta de un polémico acuerdo comercial con China en 2014. El tema de los vínculos más estrechos con China sigue siendo divisivo.

El miércoles, los opositores a la reunión se reunieron fuera del parlamento con pancartas en las que se leía: “No vuelvas si vas” y “Alto a la relación entre China y Taiwán”.

Dentro de China, también ha habido resistencia a la cumbre entre los dos líderes por que la reunión legitimara a Taiwán como un estado soberano.