República Dominicana.-El merenguero dominicano Benny Sadel falleció la madrugada de este jueves en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, producto de una leucemia que le fue diagnosticada hace poco más de un mes.

Ayer le fue comunicado a Proceso.com.do que el artista había sido entregado a sus familiares en el hospital donde desde el domingo permanecía conectado a aparatos que le mantenían “con vida”.

El fallecimiento de quien en las décadas 80 y 90 se dio a conocer con el llamado ritmo “majao…majao”, ha provocado pesar, no dolo en la clase artística dominicana y así lo han dejado saber personalidades de todos los estratos sociales, a través de sus cuentas de Twitter y otras redes sociales.

Hace aproximadamente un mes que Onil Santana (Rafaelito), pidió una cadena de oración por la salud del merenguero, de quien dice es “mi hermano del alma”.

“Pedimos a todos los dominicanos y dominicanas y sus amigos, que nos pongamos en cadena de oración para pedirle a Dios por su salud”, expresó Santana.

Benny Sadel comenzó a sentir dolores en ambas piernas y sufrió varios desmayos, lo que lo obligó a buscar asistencia médica. Desde entonces inició un proceso de quimioterapia para tratar de eliminarle el cáncer detectado en la sangre.

Aun en su situación “estable”, hace poco menos de un mes, Benny Sadel seguía hablando y hasta cantando, de acuerdo a Onil Santana.

El artista hasta entonó varias estrofas de su merengue “Qué pasará”, desde el Jacobi Medical Center de la ciudad de Nueva York, donde se encuentra hospitalizado, como una forma de demostrar que tenía fuerzas para cantar y que en realidad su salud estaba mejorando.

A propósito, a principios de octubre pasado, cuando pensaba que su problema era “de los riñones”, el merenguero habló a la prensa dominicana de su enfermedad y dijo que se encontraba mejor, aunque un poco acongojado por las informaciones que consideró especulaciones sobre su enfermedad.

“Yo soy humano y tengo derecho a enfermarme como cualquier otro. A mí se me puede dañar un riñón, una pierna, un dedo y cualquier otro miembro de mi cuerpo. A la gente le gusta hacer daño cuando uno pasa por problemas como este, pero gracias a Dios estoy muy mejor”, dijo el merenguero el 7 de octubre de este año.

Hoy sus parientes, amigos, colegas y seguidores, lloran su muerte.

La esposa de Sadel había informado este miércoles que el artista será velado y sepultado en Nueva York, donde residía desde hace varios años.

“Imagínate, aquí están sus hijos y sus hermanos y yo. Tiene lógica velarlo y sepultarlo aquí”, dijo a Proceso.com.do (Nena), la esposa de Benny Sadel.

Trayectoria

El primer grupo al cual pertenecio Sadel, quien nació en Tamayo, provincia Bahoruco, fue denominado Los X-1 del sabor, que tenía su sede en el pueblo de Vicente Noble.

Benny Sadel se inició en la orquesta de Dioni Fernández en 1981, de la que pasó a la de Aramis Camilo, donde grabó el éxito “Ven, llévame contigo”.

En 1985 debutó con su propia orquesta, grabando éxitos como “Qué pasará”, “Llorarás”, “Alza tu copa”, “La gente comenta”, entre otros temas.

En la década de los 90 se destacó con el llamado ritmo “majao, majao”, con el que junto a Israel Casado, como productor y arreglista, conquistaron el mercado del merengue con hits musicales como “La soledad”, “Dicen”, “Cada vez más”, “Otro ocupa mi lugar”, “Te seguiré queriendo” y “Amor, amor”.