Tras llegar a un acuerdo la noche de ayer, los parientes del merenguero Benny Sadel decidieron sepultarlo en la República Dominicana, su país de origen.

La disputa por donde serían enterrados los restos de Enmanuel González González, nombre verdadero del artista, duraron más de 24 horas. Algunos parientes del merenguero, quien murió de cáncer, querían que fuera en Nueva Jersey y otros en República Dominicana.

Desde el pasado sábado, cuando se inició el pugilato que estuvo al borde de llegar ante un juez de la Corte de Familia de esta ciudad, se realizaron varias reuniones entre los hijos de Sadel, sus hermanos y la actual señora Ana Rosa Jiminian, quien convivió por espacio de 21 años con el artista, y con quien procreó un hijo (16). Se había informado que su ex esposa Carina Batista había reclamado el derecho para determinar su última morada, pero no lo obtuvo y fue descartada porque estaba divorciada del merenguero desde hacía más de 20 años. Primero se dijo que todavía estaba casada.

El acuerdo final se logró durante una última reunión celebrada la noche de este domingo en la oficina de la funeraria Ortiz, ubicada en Broadway con la calle 190 en el Alto Manhattan y donde fue velado por dos días, y la intervención del reconocido publicista dominicano, radicado en la urbe, Elías Barrera Corporán fue determinante.

Para resolver el conflicto se pusieron de conocimiento aspectos legales, entre estos que la mujer, si estaba casada con él es quien determinaría, pero Jiminián y Sadel no lo estaban; entonces el juez toma muy en cuenta la relación afectiva entre los hijos con el difunto, al igual que con sus padres, y en este caso los padres del merenguero están fallecidos, por lo que les correspondería a sus hijos tomar la decisión, y ellos quieren sepultarlo en Dominicana para que el pueblo le rinda tributo.

Ante esta situación, la señora Jiminián, quien contrató los servicios mortuorios de dicha funeraria para ser enterrado en el cementerio Maple Grove, ubicado en el 535 de la calle Hudson, en Hackensack-Nueva Jersey este lunes, cedió para no llegar ante la justicia y que los restos de quien fuera su compañero por 21 años descansen en paz.

No se tiene el día exacto para su trasladado al país caribeño, pero se informó que será en el transcurso de la presente semana. Alrededor de cinco mil dólares se llevarían los trámites de su velatorio y traslado a RD.

A la funeraria acudieron cientos de dominicanos, entre estos periodistas, músicos, locutores, empresarios, profesionales, políticos, publicistas, fanáticos y ciudadanos comunes, para darle el último adiós al intérprete de éxitos como “Alza tu copa”, “Maldita sea”, “Qué pasará”, “Te he prometido” y “Yo soy así”.