10 de Diciembre, 2018
Por:  - martes 10 noviembre, 2015

Presidente de Venezuela enfrenta denuncia por crímenes a la humanidad

Una denuncia contra Nicolás Maduro y otros altos responsables de la represión chavista por crímenes contra la humanidad será presentada este martes por parte de Familias de Víctimas Venezolanas presenta hoy ante el Tribunal Penal Internacional, en el tribunal de La Haya.

De acuerdo a la información, las acusaciones se sustentan en un documento dirigido a la Oficina del Fiscal de ese tribunal para su examen preliminar.

Se informó además que la petición se realiza con “urgencia” ante la proximidad de las elecciones legislativas del 6 de diciembre.

Los impulsores de la denuncia, entre ellos Carlos Vecchio, coordinador nacional de Voluntad Popular, dijo que el temor fundamental de ellos es que el Gobierno venezolano pueda reprimir con violencia protestas contra posibles irregularidades electorales.

El dirigente opositor del partido de Leopoldo López, condenado sin pruebas a trece años de prisión, dio que aconseja que el Tribunal Penal Internacional pueda examinar cuanto antes la implicación de Maduro y otros altos cargos en la cruenta represión de las manifestaciones registrada en Venezuela desde febrero de 2014.

La lista de personas contra las que se dirige la denuncia permanece de momento en secreto. Fuentes conocedoras del caso confirmaron que se demanda directamente a Maduro, pero no precisaron si el resto de nombres que se mencionan en el documento son todos también objeto de denuncia. Entre esas personas al menos mencionadas están los gobernadores de Carabobo (Francisco Ameliach), Aragua (Tareck el Aissami), Táchira (José Gregorio Vielma Mora) y Mérida (Alexis Ramírez), quienes estuvieron al frente de la represión en sus respectivos estados.

También aparecen militares, como los jefes de la Policía Nacional (Eduardo Pérez Urdaneta), la Guardia Nacional (Antonio José Benavides) y el Servicio de Inteligencia (Manuel Gregorio Bernal Martínez y Gustavo Enrique González López). Estos últimos cuatro mandos ya fueron sancionados en marzo de 2015 por Estados Unidos por abusos de los derechos humanos.