República Dominicana.-La niña de 10 años Carla Massiel Cabrera Reyes, quien desapareció el 25 de junio del año 2015, fue  encontrada sin vida en el Distrito Municipal de la Cuaba, en Pedro Brand, por las pistas que ofreció uno de los sospechosos de su muerte, ahora en prisión.

Los investigadores policiales informaron que Carla Massiiel había sido raptada y asesinada para extraer sus órganos, que supuestamente serían vendidos a una clínica de la zona oriental que alegadamente se dedica a la compra de órganos.

El sospechoso reveló que la niña había sido raptada el 25 de junio del año 2015, tras salir junto a su hermanita gemela de un culto evangélico, y llevada en una motocicleta a un lugar desconocido,

Las autoridades exhumaron el cuerpo de la menor próximo al sector donde vivía con su madre, padrastro y hermanos.

Carla Massiel había desaparecido misteriosamente luego de haber salido de una celebración religiosa, en el sector Los García, del Kilómetro 22 de la Autopista, donde residía.

Las autoridades presumen que algunas desapariciones o crímenes de niños aun no resueltos, pudieran estar conectados al negocio de los órganos humanos, considerado un delito de lesa humanidad.

En ese sentido, las autoridades profundizan sus investigaciones para determinar hasta qué punto la clínica de la zona oriental, a la que le habrían vendido los órganos de Carla Massiel, está profundamente comprometida en este delito.