REDACCIÓN INTERNACIONAL.- A primera vista, hervir un huevo puede parecer la tarea de cocina más simple de hacer. Pero, hervir un huevo correctamente no es tan fácil como nos creemos. Si alguna vez has intentado realizar este proceso es posible que no te haya salido correctamente, que se hayan quedado restos blancos o que se haya partido en mitad del proceso.

Conocido por sus múltiples propiedades, comer un huevo nos ayuda a calmar la ansiedad y es uno de los recomendados para vivir muchos años. Pero si queremos aprovechar al máximo los beneficios de tomar huevos, tenemos que saber la manera de cocinarlos correctamente.

La principal dificultad a la hora de hervir un huevo correctamente radica en diferenciar las dos partes de que se compone. Por un lado encontramos la yema y por otro lado tenemos la clara del huevo. Ambas cuentan con composiciones diferentes, de manera que hemos de saber cómo son y para saber tratarlas. Esto implica que cada parte del huevo necesita alcanzar temperaturas diferentes para llegar a cocerse por completo.