Unas 600 personas fueron invitadas a la boda del príncipe Enrique de Inglaterra y la actriz Meghan Markle que se celebraría el próximo 19 de mayo, según anunció este jueves la Casa Real.

“Alrededor de 600 personas fueron invitadas al servicio en la Capilla de San Jorge”, en el castillo de Windsor, unos 40 km al oeste de Londres, anunció el palacio de Kensington mediante un comunicado.

El comunicado especifica que, “Los 600 invitados asistirán también a la recepción almuerzo en el Salón de San Jorge, que será ofrecida por Su Majestad” la reina Isabel II.

En la noche, unas 200 personas asistirán a la recepción privada que ofrecerá el padre del novio, el príncipe de Gales, a cuyo nombre se extendieron las invitaciones.

La Casa Real no desveló los nombres de los invitados.