Santo Domingo.-El movimiento Marcha Verde solicitó este domingo al Congreso Nacional la destitución inmediata de los actuales integrantes de la Cámara de Cuentas, por considerar que la auto asignación de un aumento de sueldo viola la Constitución de la República, Ley 105/13 sobre Regulación Salarial del Estado dominicano y resta legitimidad a un órgano fiscalizador que debe ser ejemplo para todas las instituciones del Estado y de la sociedad.

“Nos sorprende que la Cámara de Cuenta tenga una iniciativa en este momento para aumentar el salario de sus directivos, cuando su presidente, Hugo Álvarez Pérez, hace menos de cinco meses declaró que no podía investigar las obras de Odebrecht por falta de recursos”, explica el colectivo en un documento de prensa.

Dice que ni el Poder Legislativo ni la ciudadanía pueden permitir que los miembros de la Cámara de Cuentas violen la Constitución y la Ley de Salarios impunemente y se asignen cuantiosos aumentos salariales justo después de declarar que la entidad no cuenta con fondos para realizar auditorías a instituciones afectadas por grandes casos de corrupción, como ha sido el caso de las auditorías técnico – financieras a las obras de infraestructura desarrolladas por la multinacional brasileña Norberto – Odebrecht.

“Parece que estaba guardando los recursos para el beneficio particular de la directiva, al margen de la ley y del más mínimo respeto a la ciudadanía que está exigiendo el Fin de la Impunidad”, sostiene el colectivo.

Manifiesta que el aumento salarial es violatorio al artículo 140 de la Constitución, donde se indica que los incremento de las remuneraciones de las instituciones públicas o entidades autónomas solo pueden hacerse para  el período posterior al que fueron electos o designados los funcionarios activos. Además, agregaron, el artículo 12 numeral 5 de la Ley 105/13 sobre Regulación Salarial del Estado dominicano estipula un tope salarial de hasta trescientos cincuenta mil pesos (RD$350,000.00).

Expresa que es necesaria y urgente la presión social sobre las instancias del Estado que tienen un papel de regulación tan clave como la Cámara de Cuentas para ampliar y profundizar los niveles de transparencia y reducir los espacios donde la impunidad ha ganado un lugar en complicidad de la corrupción y la delincuencia política.

Marcha Verde se expresó en estos términos en el marco de su Tercer Encuentro Verde, donde definió su plan de acción para los próximos seis meses. En el Encuentro Verde participaron representantes de las asambleas verdes de todas las regiones del país, así como delegaciones del movimiento en la diáspora.