REDACCIÓN INTERNACIONAL.- La crisis de Cambridge Analytica sigue su curso para bien o para mal. Bien para los usuarios, ya que las aplicaciones de Facebook ya no podrán almacenar tantos datos personales tuyos o de tus contactos. Pero mal en general para Facebook, cuya imagen pública sigue siendo bastante mala. Ahora es Apple quien sigue el ejemplo y está limitando qué información pueden recopilar las aplicaciones.

Según cambios recientes en la guía para desarrolladores de iOS, las aplicaciones ya no pueden recopilar información de tus contactos con fines comerciales.

Algunas aplicaciones para iOS pueden preguntarte si quieres subir tus contactos para, por ejemplo, sincronizar los números de teléfono y saber si alguno de ellos también está registrado. Estas apps podrían vender los datos a otras empresas. Todo sin pedirte permiso explícito.

Los cambios en las reglas de las aplicaciones indican que los desarrolladores tienen completamente prohibido recopilar información de tu agenda de contactos y después convertirlo en una base de datos para venderla. Tampoco podrán coger esos contactos y convertirlos en usuarios pre-registrados.