• Gasolina premium: RD$226.00
  • Gasolina regular: RD$212.00
  • Gasoil premium: RD$185.90
  • Gasoil regular: D$171.50
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$92.30
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $50.95
  • Compra dólar: $50.67
  • Venta euro: €58.15
  • Compra euro: €56.56
X
26 de Junio, 2019
Por:  - jueves 30 agosto, 2018

Residentes en Los Guandules advierten "solo muertos" los van a desalojar

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Residentes en el sector Los Guandules están listos para enfrentar a la Unidad para la Readecuación de la Barquita y Entornos, que iniciará hoy los desalojos de al menos mil 500 familias de los terrenos dónde se construirá el Proyecto de Regeneración Ambiental y Urbana Integral Nuevo Domingo Savio.

 

Más temprano que nunca se levantaron hoy de sus camas en expectativa ante el anuncio de la Unidad Ejecutora para la Readecuación de la Barquita y Entornos de que iniciaría hoy los desalojos de las más de mil 300 familias que serán reubicadas, para dar inicio al proyecto Nuevo Domingo Savio.

Inconforme por la cantidad de dinero que recibió por su casa, pero resignado ante la inminente realidad de tener que abandonar el barrio que lo vio crecer, Manolo Acosta se levantó a las 6 de la mañana para sacar sus ajuares.

Sin embargo, Manuel Mora y Joanny Solís no están dispuestos a dar sus casas por los 300 mil pesos que les ofrece URBE, por lo que advierten que sólo muertos los harán abandonar sus viviendas.

Los moradores en este sector aclaran que no se oponen al proyecto, sino al advierte uso del que dice han sido objeto por parte de las autoridades que a los inquilinos entregan una cantidad de dinero superior a la que dan a los dueños de casas.

Pese a que el desalojo fue pautado para hoy, ayer por la tarde URBE acompañado de un contingente militar que se mantiene en la zona, empezó con la demolición de las primeras viviendas.

De acuerdo José Miguel González Cuadra, director de URBE, el Nuevo Domingo Savio  que comprende dese la construcción de vías de acceso hacia el sector, hasta parques, escuelas y estancias infantiles, estará listo en tres años.