• Gasolina premium: RD$241.10
  • Gasolina regular: RD$227.30
  • Gasoil premium: RD$197.50
  • Gasoil regular: D$184.00
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$101.80
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $50.54
  • Compra dólar: $50.33
  • Venta euro: €57.49
  • Compra euro: €56.11
X
21 de Mayo, 2019
Por:  - jueves 06 septiembre, 2018

Un Tapabocas Económico ¿Por qué cambiar?... Siga Presidente!

En la histórica entrevista que dio el Presidente Danilo Medina a un programa de televisión nacional, este contaba lo bien que se sentía cuando en las reuniones donde se encontraban periódicamente algunos mandatarios de la región, estos le preguntaban cual era el secreto que tenía República Dominicana en términos económicos, cuyo crecimiento era y es imparable.

Y esto es mas que notorio porque el contraste es evidente, crisis económica con intervención del Fondo Monetario Internacional en Argentina, crisis humanitaria en Venezuela, crisis económica en Nicaragua, anemia de crecimiento en Brasil, Chile, México, Costa Rica; es decir, estamos en un subcontinente con serios problemas en sus economías, a pesar de que la gran riqueza que en recursos naturales poseemos.

Aunque la mezquindad típica de estos predios no quiera reconocerlo, nuestro país es hoy en día un verdadero milagro económico en un entorno de crisis, y eso debemos cuidarlo como la ¨niña de nuestros ojos¨, porque fruto de la prudencia, sapiencia y aplicación de medidas económicas correctas, es que podemos darnos el lujo de crecer de manera sostenida, en los últimos años el crecimiento ha sido extraordinario.

La República Dominicana será a fin de este año la sexta economía más grande de toda Latinoamérica, hemos avanzado dos puestos en este periodo de gobierno, y rebasaremos a Panamá como el país que más creció en la región en el 2018, a pesar de que no tenemos Canal de Panamá, que es junto con los servicios financieros, la principal fuente de ingresos del llamado país del istmo.

Según las cifras dadas a conocer ayer por el Banco Central, en los primeros diete meses del año crecimos a un ritmo del 6.7%, el más alto de la región, lo que con la  proyección de un 6.5% al final de este año que fue pronosticada anteriormente,  nos colocará como la octava economía en la región y la de mayor crecimiento de todos los países del área, un logro significativo en un país que crece y se multiplica a pesar de las voces malsanas que no quieren ver lo evidente.

Y este crecimiento se produce acompañado de indicadores que demuestran una estabilidad envidiable, según las cifras dadas a conocer ayer, la inflación acumulada en los primeros siete meses del año durante del 1.44%, las reservas internacionales brutas son de US$7,434.8 millones, lo que equivale a cuatro meses de importaciones, y esto es lo que explica la estabilidad de la tasa de cambio, a pesar del intento de algunos de desestabilizarla en los últimos meses con noticias inventadas.

La paz social y estabilidad política nos ha permitido ser hoy día el país número uno en la región centroamericana y el Caribe en ingresos por turismo, el segundo en ingreso de remesas e inversión extranjera y la tercera en exportaciones; sobra decir lo que tenemos que cuidar: paz y seguridad, ese es el camino para seguir avanzando por este camino donde somos la admiración de los países del área.

Solo hay que salir a las calles, avenidas y carreteras de la República Dominicana para palpar este crecimiento, crecen los negocios, las plazas comerciales, el campo está verde y en producción, cada día se anuncia la construcción de más habitaciones hoteleras, las regiones del país reciben mayor inversión de interesados en hacer negocios en el país, es mas, hasta hace muy poco tiempo un país sin importancia ninguna, se ha colocado en el mapa como un verdadero milagro económico.

¿Que tenemos problemas de exclusión y desigualdad?

Pues es mucho el camino el que nos toca recorrer todavía, sin embargo las cifras que dio a conocer el Ministro de Hacienda Donald Guerrero son una gráfica de lo mucho que hemos avanzado; en estos 5 años, disminuimos la tasa de pobreza en 12.6%, colocándonos en 25% de pobres, la cifra más baja en toda la historia de la República Dominicana.

La pobreza extrema, que es lo mismo que miseria, está por debajo del 4%, en términos absolutos hablamos de que 1.2 millones de dominicanos han salido de vivir por debajo de la línea de pobreza en los últimos 5 años, es increíble que todavía nos estamos recuperando de la crisis bancaria de hace 15 años, lo que es una demostración de que destruir es muy fácil, lo más difícil es construir.

Así mismo el índice que se usa para media la desigualdad, el denominado coeficiente de Gini que mide la desigualdad en términos de ingresos ha disminuido de 0.496 en el año 2012 a 0.457 en el 2017, este número es positivo cuando se acerca a 0, que sería el escenario ideal de igualdad de ingresos y se negativo cuando hace lo contrario, es decir se acerca a 1, que es la medida de mayor desigualdad.

Con la disminución de este coeficiente lo que hay es una demostración de que las políticas sociales destinadas a la distribución del ingreso nacional por parte del gobierno han sido efectivas o no, en el caso de la República Dominicana hoy el ingreso de nuestros habitantes es más equitativo, gracias a las políticas implementadas desde el gobierno central.

Aunque muchos nos quisieran ver encharcados en el lodo de las crisis que provocan los estallidos sociales y la inestabilidad política crónica que es norma en Latinoamérica, nuestro país sigue el rumbo del progreso y el crecimiento, con una justa distribución de la riqueza nacional, en el gobierno que preside Danilo Medina y esto es lo que explica su alta valoración por parte de la ciudadanía, esa gente de a pie a la que poco le importa la estridencia que es usual en nuestro medios de comunicación.

Esos son los números proyectados a fin del 2018, crecimiento, estabilidad, progreso, entonces ante esta realidad, ¿porqué cambiar? !SIGA PRESIDENTE¡