16 de Febrero, 2019
Por:  - miércoles 16 enero, 2019

Amarren esos perros de la casa de Franklin

Penoso y lamentable el espectáculo que regaló ayer en la mañana el miembro del Comité Político y funcionario del actual gobierno señor Franklin Almeyda en el programa de televisión Hoy Mismo, cuando arremetió en forma airada contra todo lo que lo rodeaba, comenzando por quienes lo entrevistaban y terminando con su JEFE en la administración pública en la que cobra, no sabemos si trabaja, que a su pesar sigue siendo el Presidente Danilo Medina.

Decimos que es su JEFE, porque la Constitución a la que tanto menciona y pontifica el señor Almeyda dice claramente que la persona que ejerce el poder ejecutivo es el JEFE de la administración pública y por lo tanto el, Almeyda, es un subalterno de Danilo quien mantiene la vigencia del decreto con que lo nombró suponemos que por respeto a su historia dentro del Partido de la Liberación Dominicana.

Ahora, lo mínimo que debería hacer Franklin Almeyda, si se siente tan mal con la labor que ha realizado el gobierno actual en los últimos seis años, es simplemente renunciar al cargo que ostenta como forma de protesta por lo que él dice son actitudes con la que no está de acuerdo con Danilo y asumir, como lo están haciendo él y un grupo de ¨gallos locos¨ cuya vagancia los hace ser asiduos de las redes sociales, una franca oposición al gobierno del PLD.

Porque eso de andar ladrando amenazas contra su JEFE para nada es una actitud que se corresponde con la imagen que se supone debe dar un peledeísta de los que conocen de memoria el grito aquel de que ¨ser peledeista es ser una soldado, consciente, valiente y disciplinado¨ y esto el señor Almeyda debe conocerlo muy bien pues el es un miembro fundador del partido de la bandera morada.

Lo que vimos ayer fue a una persona fuera de sí, con la intemperancia que siempre le ha sido característica, que ni siquiera supo respetar que era un invitado al programa más visto de la televisión matutina y que le tocó en suerte tener de frente a dos personas que se caracterizan por la decencia y el buen trato como son Freddy Sandoval y Luisín Mejía, quienes soportaron todos los resabios que salían de la boca del miembro del CP del PLD sin inmutarse.

Pareciera que la desesperación está llevando a algunos miembros del PLD a perder la cabeza y la racionalidad, sin darse cuenta que todo en la vida tiene su momento y que para definir lo que va a pasar con su partido solo hay que esperar tranquilo porque en el 2019 hay plazos que cumplir desde el punto de vista electoral, comenzando por el propio partido de gobierno.

Pero además, es que como lo dijo ya el Presidente Danilo Medina a fines del año pasado, serán los organismos del PLD, suponemos que en una discusión franca y con el voto de la mayoría quienes tendrán que pronunciarse, y entonces se tendrá una respuesta sobre el tema que no deja dormir a un grupo de miembros de ese partido que parecen sentirse en franca minoría.

Lo mas extraño de todo esto es que según las declaraciones de Almeyda el día de ayer, ellos están luchando porque se preserve la democracia, solo que en este sistema de gobierno lo que siempre prevalecerá será el deseo de la mayoría, y jugar con las palabras para evitar admitir que se está en minoría en todos los escenarios posibles no le luce a alguien que dice defender el sistema político que inventaron los griegos hace varios siglos.

En cuanto a la defensa fundamentalista de la Constitución, la que suponemos ponen al mismo nivel que la Biblia o el Corán, tampoco tiene ningún sentido, porque aparte de que tendrá que ser modificado el disparate de establecer elecciones municipales y nacionales separadas, el mismo texto constitucional define la metodología por la que puede ser modificada, eso quiere decir que no es el documento sacrosanto que quieren vendernos como no modificable.

Pero donde Almeyda la botó, fue en su reclamo de que no se entreguen mas títulos de propiedad de parte del gobierno, algo así como impedir que si JEFE el Presidente de la República ejerza las atribuciones con que fue investido el 16 de agosto del año 2016 y que poseerá hasta la misma fecha del 2020, según su razonamiento porque todo esto son actos reeleccionistas, suponemos entonces que siguiendo su argumento el gobierno tendría que cerrarse hasta que este directivo del PLD vuelva a mandar suponemos que en Interior y Policía.

Algo inaudito que se pida no cumplir con la deuda social que tiene el gobierno dominicano con los adquirentes y beneficiarios de proyectos agrícolas, apartamentos, casas y todo tipo de inmuebles que permanecen en un limbo jurídico desde hace varias décadas, porque los títulos que se están entregando con la muy eficiente labor de José Dantés, un funcionario que es ejemplo en la República Dominicana, vienen a resolver uno de los problemas prioritarios que tienen miles de propietarios ¨sin papeles¨ desperdigados por todo el territorio nacional.

Estamos frente a la decadencia de un grupo de políticos que vive del recuerdo, que está cometiendo errores infantiles haciéndose notar con actitudes radicales que hacen mas daño que bien a la causa que dicen defender, pues con las palabras hirientes en contra de sus propios compañeros de partido lo único que se demuestra es un estado de desesperación que siempre ha sido muy mala consejera para los que se dedican a la política como actividad principal en sus vidas.

Cuando se discutía la Ley de Partidos en el Congreso Nacional, todos recordamos que el miembro del CP del PLD Franklin Almeyda comparó a los senadores de su partido con los perros que tiene en su casa los cuales salieron ¨gordos y colorados¨ en una fotografía de twitter.

Pues parece ser por las palabras que vertió en Hoy Mismo, lanzando acusaciones desconsideradas hasta a las personas que lo entrevistaban, que este señor soltó los perros para que comiencen a morder a todo el que no esté de acuerdo con lo que son sus ambiciones políticas, ahora parapetado detrás del presidente del PLD.

Sería mejor que los amarre nueva vez, porque dicen por ahí que ¨los están envenenando¨, no vaya a ser cosa.