20 de Febrero, 2019
Por:  - martes 22 enero, 2019

El legado de Bosch: “La dictadura con respaldo popular”

Aunque es historia reciente pocos recuerdan la causa principal que produjo la división del Partido Revolucionario Dominicano en 1973, acción que dio origen al Partido de la Liberación Dominicana, organización que está ahora de moda idealizar, creando alrededor de ella una utopía que para nada se compadece con la realidad de su llegada al poder, que aunque no lo quieran reconocer algunos ¨descabezados¨ convertidos en genios de la estrategia, tuvo su origen en el cerebro privilegiado de Joaquín Balaguer.

Pues la razón principal que llevó a la separación política y personal de Juan Bosch y José Francisco Peña Gómez, fue la publicación de la tesis política denominada ¨Dictadura con Respaldo Popular¨, que fue dada a conocer en el año 1969, con su autor ausente del país, y que fue asumida en principio por el PRD como su propuesta programática en caso de llegar al gobierno, es decir, este quizás fue el primer intento de crear un discurso político nuevo y diferenciado de las ideas marxistas que estaban de moda en aquella época.

El grupo que se organizó alrededor de Peña Gómez combatió desde dentro del PRD esta tesis escrita por Bosch en su exilio en España, de tal modo que cuando este volvió al país en 1970 se encontró con un partido dividido donde había perdido la mayoría de manos de quien ya se decía ¨un astro con luz propia¨ lo que no le dejó mas remedio que abandonar una organización de la que había perdido su liderazgo e irse a fundar con un pequeño grupito de fieles el PLD.

Solo que los que siguieron a Bosch también creían en su tesis de la ¨Dictadura con Respaldo Popular¨ y la promovían como la solución a los problemas que en ese momento enfrentaba el país, abundan los artículos de la época donde muchos de los que hoy se declaran defensores fundamentalistas de la Constitución sostienen que lo que convenía en ese entonces era implantar un régimen dictatorial pero con respaldo de las masas populares, esto en muy apretada síntesis era lo que proponía el fundador del PLD.

Plantear en pleno siglo XXI que ese PLD que gobierna el día de hoy es el de 1973, es una utopía y una mentira, el pragmatismo se ha adueñado de toda la práctica política en la República Dominicana, aunque es bueno señalarles a algunos peledeistas de esos que sueñan con el pasado, que deberían examinar su propia historia, y hasta lo que escribieron en su momento sobre las tesis políticas que se debatieron en esa época,  para que comprendan que no les luce defender un legado del cual abjuraron y negaron hace ya varias décadas.

Cuando leemos tonterías que solo ocultan el deseo intenso de una lucha que solo es por ejercer el poder, al final dentro del PLD lo único que existe es un ¨quítate tu pa´ponerme yo¨, y esto se trata de sostener con argumentos ofensivos en contra de un grupo importante de las personas que acompañan al Presidente Danilo Medina en la ejecución de las políticas públicas implementadas por el actual gobierno, es bueno recordar a algunas de estas personas afectadas ya por la senectud, que su mirada al pasado los convirtió hace tiempo en estatuas de sal tal como hizo Dios con la mujer de Lot cuando huían del fuego y el azufre de Sodoma y Gomorra.

Es una mentira mayor el plantear una campaña electoral sobre la base de que se lucha por un gobierno sustentado en ideas boschistas o algo parecido y mas aun por la defensa de una Constitución que fue escrita y promulgada después de la negociación que terminó con aquel ¨pacto de las corbatas azules¨ donde lamentablemente para los protagonistas coincidieron en el color que escogieron de esta prenda de vestir como si el destino les hubiera hecho una mala jugada.

Todo lo que se escribió y sostuvo en una época donde lo ideológico primaba en toda discusión política hace mucho que quedó atrás, como quedó la frase aquella de que ¨el país se divide entre peledeistas y corruptos¨ dicha hace años por aquel a quien le dicen ¨mula vieja¨ desmentida por el mismo cuando se pavoneaba con una escolta mas grande que la del jefe del estado a su paso por la entonces Secretaría de Interior y Policía.

¿Queremos ver una demostración de cómo cambió el pensamiento político de los seguidores de Juan Bosch en el ejercicio del poder?

Vamos leer que opinaba uno de los principales dirigentes del PLD sobre la ¨Dictadura con Respaldo Popular¨ en 1991, cuando escribió el prologo de la última edición de esta tesis convertida en libro:  “Principios generales y organización de la dictadura con respaldo popular.

La implantación de la Dictadura con Respaldo Popular, decía el Maestro Juan Bosch en su tesis, debe ser el resultado de un trabajo metódico, que excluya toda posibilidad de acciones aventuradas, descabelladas y precipitadas y que asegure la participación del pueblo en todas las medidas que se tomen a lo largo del proceso de formación de conciencia, de organización y de conquista del poder.

Toda actividad que se realice sin contar con el pueblo, a sus espaldas y sin tomarlo en cuenta por encima de todas las cosas, es profundamente reaccionaria.  Cuando a la hora de tomar decisiones se actúa creyendo que el pueblo desea lo que desea un grupo de dirigentes, se lleva a cabo un acto de suplantación de la masa por los lideres, y esto quiere decir que ese grupo de líderes se considera superior al pueblo, más inteligente o mas autorizado que el pueblo. La suplantación del pueblo por aquellos que lo dirigen o aspiraran a dirigirlo se paga siempre con el abandono de las masas, pues estas saben mejor que nadie que quieren y que necesitan, y acaban dándoles las espaldas a aquellos que se toman a sí mismos por sus representantes sin respetar su derecho a expresarse, sin haberse ganado con una conducta genuinamente popular el derecho a representarlas. Para representar a las masas hay que convivir sincera y honestamente con ellas, hay que conocer sus problemas, inquietudes y sus ideas.

La Dictadura con Respaldo Popular sólo podrá alcanzar el poder cuando cuente con el apoyo de las masas, y eso sucederá cuando el pueblo haya adquirido confianza y fe en la idea, en la organización y en los hombres encargados de llevar a la  práctica la Dictadura con Respaldo Popular, al punto que identificará esa idea, a esos hombres y a su organización con su necesidad de libertad y justicia, respeto y bienestar. La Dictadura con Respaldo Popular deberá ser, pues, eminentemente popular antes, durante y después de tomar el poder, y su única fuente de poder deberá ser la voluntad del pueblo.”

Quien escribió este texto es el hoy presidente del PLD y ex presidente de la República Leonel Fernández, quien suponemos para nada en el día de hoy, cuando muchos de los que actúan en redes sociales a su nombre dicen luchar contra una dictadura, que para nosotros solo existe en su cabeza cargada de ambición y deseos de poder, para nada sostiene su proyecto político en ideas como estas.

Sin embargo en esta tesis se sostiene que todo lo decide el pueblo, solo que ahora parece no convenir ser leal con una idea de este tipo, antes que con respaldo popular lo que proponen es una dictadura constitucional solo con el respaldo de un grupito de abogados dedicados a pontificar sobre la Constitución.