• Gasolina premium: RD$227.40
  • Gasolina regular: RD$213.30
  • Gasoil premium: RD$188.20
  • Gasoil regular: D$174.00
  • Gas Licuado de Pretrolio (GLP): RD$91.60
  • Gas natural: RD$28.97
X
  • Venta dólar: $51.12
  • Compra dólar: $50.82
  • Venta euro: €58.61
  • Compra euro: €57.08
X
15 de Julio, 2019
Por:  - lunes 08 julio, 2019

¡¡¡Normandía!!! ¿Van a invadir el congreso? ¡Se han vuelto locos!

Si algunos todavía teníamos dudas donde se originaban el tremendismo y exageración en las posiciones políticas de una de la facciones en que ahora parece dividirse el Partido de la Liberación Dominicana, estas quedaron mas que aclaradas con las palabras del presidente de ese partido Leonel Fernández, en un acto en día de ayer, donde se llegó al colmo de comparar la denominada ¨lucha en defensa de la constitución¨, con la invasión de Normandía por parte de las fuerzas aliadas en el mes de junio de 1944.

El mas grave problema que tienen los que construyen premisas falsas para sustentar sus argumentos, es que se ven en la obligación de seguir inventando cosas a medida que la realidad va desmontando el edificio de inventos sobre el que han sostenido, en este caso, sus posiciones políticas, y al final podrían llegar a convertirse en mitómanos que se creen todas las falsedades que no son mas que frutos de una imaginación desbordada.

Y comencemos por el final, porque ¿a quien se le puede ocurrir hacer una comparación entre lo que llaman ¨defensa a la constitución dominicana¨ y el día D cuando se inició la Operación Overlord que hasta hoy es considerada la invasión mas grande e importante de la historia?….solo a una persona a quien parecen habérsele terminado sus argumentos, en una lucha que para nada tiene que ver con nuestra Carta Magna sino con sus aspiraciones de ser nueva vez candidato a la presidencia de la República.

La única forma de comparar una cosa con la otra, es que Leonel parece confirmar las intenciones que existen de INVADIR el edificio del congreso nacional, algo que fue advertido por los presidentes de ambas cámaras hace unos días, y que fue la razón por la que se realizó un despliegue policial y militar para garantizar la seguridad interna y el derecho que tenemos todos los que votamos por esos legisladores que deberán estar ahí hasta el 16 de agosto del próximo año por mandato popular, a legislar en el sentido que les dicte su conciencia.

No sabemos como alguien en su sano juicio puede pretender justificar la defensa a una ley, eso al final es la famosa constitución una ley aprobada por legisladores, cometiendo todo tipo de tropelías y atropellos contra el Estado de derecho que se supone existe en la Republica Dominicana, pero mas que eso, que haya un grupo dentro del mismo partido de gobierno encabezado por el presidente de la organización, que conspire contra quienes ejercen el poder a nombre de el partido oficial.

Si esto no es la suma de todas las contradicciones no sabemos que será.

A ver, lo primero es que esa reunión del día de ayer, donde se ordenó la retención de los teléfonos móviles en la puerta de entrada aunque corren en las redes videos con las palabras de Fernández, sería una justificación para restaurar las medidas de seguridad que fueron implementadas a raíz de los intentos de, según ellos, construir un campamento permanente en el Centro de los Héroes que al parecer tenía como objetivo la invasión del congreso.

Porque si se habla de Normandía, una invasión en toda regla del territorio continental europeo, entonces si que había y hay planes de invadir el congreso para evitar las sesiones de ambas cámaras, y esto debe ser impedido a toda costa por las autoridades pues resulta imposible aceptar que se quiera justificar un documento legal, la  Constitución, con una acción ilegal, irracional y temeraria, propia de personas sin juicio y si criterio a quienes no les interesa usar los instrumentos que establece la ley cuando no se acomodan a sus intereses personales.

Y eso no es posible en un Estado de derecho, que significa que todos somos iguales ante la ley y debemos someternos a la norma escrita y vigente que garantiza en orden en nuestra sociedad, un grupo de individuos consideren que tiene la libertad de impedir las sesiones de uno de los poderes del estado porque supongan que no están en condiciones de impedir con los votos la modificación de una ley, en este caso la constitución, y le quieran negar a quienes tienen que decidir en nombre de todos, que discutan y se vote sobre una materia en particular y para colmo se declaren a si mismos como defensores de esa misma constitución.

Esto es toda una ensalada de contradicciones, no tiene lógica, no es racional, pero se quiere justificar la ilegalidad y la violación al derecho de todos,  a nombre de una defensa constitucional que no es tal, que es simplemente una excusa para defender intereses personales y grupales no tienen que ver con la institucionalidad ni nada que se le parezca, es simplemente una expresión del deseo sin freno de volver a ocupar posiciones de preeminencia en el aparato del estado.

Se supone, porque así lo dice la Constitución, que en el congreso nacional todos estamos representados por un grupo de personas a quienes delegamos nuestro poder y los asumimos como nuestros representantes por un periodo determinado de tiempo, cuatro años exactamente, y que estos tienen la obligación de legislar a nuestro nombre, entonces ¿de donde le sale a Leonel Fernández y su grupo que tienen la facultad de sustituir el congreso acusándolos de que se vendieron o algo parecido y en base a esto invadir el edificio que aloja este poder del estado para impedir las sesiones?.

Esto no le puede caber en la cabeza a nadie que sea racional, porque el desorden autoritario que esta demostrando este grupo del PLD, es inaceptable en un país que no se merece este desorden prohijado por quienes han sido los mayores beneficiarios de los años de estabilidad política y económica que hemos mantenido en las ultimas décadas, pero mas que eso, que el caos sea empujado y sostenido desde bases falsas por el mismo presidente de ese partido político.

Y decimos y recalcamos ¨desorden autoritario¨ porque lo que intenta es imponer el criterio de una sola persona, al final el resto solo son marionetas que repiten cual papagayos ¨frases cohetes¨ que ni ellos  mismos entienden, y esto es inaceptable en una sociedad que se merece políticos que sean capaces de aceptar cuando se equivocan, que no son dioses omniscientes y que son las circunstancias las que imponen el proceder de cualquier dirigente político en una circunstancia determinada.

Lo mismo que se intentó con la Ley de Partidos y Agrupaciones Políticas, donde se maniobró de todas maneras para impedir su conocimiento en la cámara de diputados, con la complicidad del entonces presidente de ese organismo (el de los tragos) y del que presidía a su vez la comisión especial (el diputado del teatro congresal), para después ser los primeros que votaron a favor de las primarias abiertas tanto en el comité central como en el congreso del PLD convocados para esos fines, es decir, ante la evidencia de la derrota se olvidó la inconstitucionalidad argüida con tanto énfasis y furor.

Al final nadie sabe si habrá o no proyecto de reforma constitucional, eso solo lo decide el presidente de la República Danilo Medina, quien es el afectado por el ¨ripio¨ o transitorio que se le agregó a la constitución en el año 2015 donde solo falta colocar su nombre propio, lo que si es preocupante son las muestras de intolerancia y autoritarismo que proyecta un grupo del PLD cuando no quiere permitir que las instituciones funcionen, y en caso de que se presente el proyecto antes mencionado dejar que sean los legisladores, únicos dominicanos designados por la ley para esos fines, quienes decidan la suerte de una iniciativa como esta.

Solo que con la amenaza de otra invasión de Normandía, suponemos que al congreso de la nación, lo que nos podría esperar es otro desorden como el que vivimos hace unos días cuando hubo agresiones en contra de los miembros de los agentes del orden publico que estaban cumpliendo con su deber y actuaciones de legisladores dignas de un Oscar de los que reparte Hollywood cada año, es decir, Jalisco nunca pierde y si pierde arrebata y eso no tiene nada que ver con procedimientos democráticos.

Solo esperamos que la cordura regrese a algunas cabezas que parecen haberse contagiado con los tres o cuatro desaforados que han llevado la voz cantante en proclamar posturas cada vez mas agresivas, un ejercicio de irresponsabilidad política inadmisible en los momentos en que la República Dominicana intenta mantener el camino de progreso que ha transitado en los últimos años, simplemente lo de Normandía sería otro escalón mas en el camino que lleva al abismo, este país no se merece esta locura.