Logo Proceso.com.do
Miércoles, 26 de Enero, 2022

El lanzador Jon Lester anuncio su retiro del béisbol

ESTADOS UNIDOS.-El tres veces campeón de la Serie Mundial y ganador de 200 juegos Jon Lester se retira después de una carrera de 16 años en Grandes Ligas.

Lester, de 38 años, le dijo a ESPN que su cuerpo ya no está preparado para los rigores de una temporada de Grandes Ligas. Hizo 30 o más aperturas 12 veces durante su carrera y 28 durante su última temporada dividida entre los Washington Nationals y los St. Louis Cardinals.

Su hoja de vida incluye cinco apariciones en el Juego de Estrellas y una efectividad de postemporada de 2.51.

«Las cosas han seguido su curso», dijo Lester. «Cada vez es más difícil para mí físicamente. Las pequeñas cosas que surgieron a lo largo del año se convirtieron en cosas más grandes que dificultan tu rendimiento.

«Me gustaría pensar que soy un autoevaluador medianamente decente. No quiero que nadie más me diga que ya no puedo hacer esto. Quiero poder entregar mi camiseta y decir: ‘Gracias, ha sido divertido.’ Ese es probablemente el mayor factor decisivo».

Lester deja un legado de éxito en la postemporada. Ganó dos títulos de Serie Mundial con los Medias Rojas de Boston en 2007 y 2013 y un tercer anillo con los Chicago Cubs en 2016, ayudando a romper una sequía de títulos de 108 años.

 Apariciones adicionales en los playoffs en 2008, 2009, 2014, 2015, 2017 y 2018 lo convirtieron en una figura fija de octubre.

«Recuerdo la sensación de nervios que tenía antes del Juego 4 de la Serie Mundial en 2007», dijo. «Recuerdo estar parado en el montículo en el Juego 5 contra St. Louis en 2013, en una serie empatada, y un avión [de papel] fue lanzado desde el piso superior que aterriza justo detrás del montículo. Todavía recuerdo mirar eso.

«Y luego la agitación del Juego 7 en 2016 [cuando los Cachorros ganaron en entradas extras».

En su mejor momento, Lester, de 6 pies 4 pulgadas, dominó con una recta cortada desagradable y una presencia intimidante en el montículo, que incluía su apariencia patentada: el guante descansando justo debajo de su barbilla mientras miraba hacia adentro en busca de señales del receptor.

«La recta cortada es lo que me neutralizó», dijo Mark Teixeira, quien junto a Evan Longoria tienen la distinción de poncharse más veces que nadie (22) contra Lester. «Él lanzaría afuera y me vería lanzándome sobre el plato, luego tiraría pegado con la recta cortada».

«La razón por la que era un bulldog era que no se daba por vencido. Y no tenía miedo de caminar a los muchachos. Sabía cómo lanzar la alineación».

Lester es uno de los únicos nueve zurdos modernos con 200 victorias, un porcentaje de victorias de .600 y una efectividad de por vida inferior a 4.00. Seis de los otros ocho están en el Salón de la Fama, mientras que uno, CC Sabathia, aún no es elegible.

Fuera del campo, Lester era conocido como el compañero de equipo que unió el camerino.

«Si estás formando un jugador de béisbol, en cuanto a cómo tratan a otras personas, cuáles son sus objetivos, cómo quieres que compitan y actúen dentro y fuera del campo, él es el modelo», dijo el mánager de los Cachorros, David Ross, quien fue el receptor personal de Lester durante los dos primeros años del lanzador en Chicago.

Lester firmó un contrato en la agencia libre por $155 millones con los Cachorros en 2015. La decisión de firmar con un equipo en el último lugar no fue fácil.

«Él se arriesgó con nosotros cuando preparó el escenario para todo lo que vino», dijo el entonces gerente general Jed Hoyer. «Claramente, solo venía aquí por una razón, y todos lo sabían».

Lester dijo que firmar con los Cachorros es «la decisión más importante que hemos tomado en mi carrera profesional», aunque tuvo problemas en sus primeras semanas en Chicago, con una efectividad de 6.23 en abril de 2015.

«En este momento, se espera que seas el hombre que traiga la Serie Mundial», dijo. «Sentí eso a principios de 2015. Estaba tratando de ganar la Serie Mundial en el primer mes de la temporada. Rossy [David Ross] me hizo a un lado y básicamente me dijo que fuera yo mismo. ‘No necesitas hacer nada más de lo que has hecho. Solo relájate y lanza».

Al mes siguiente, su efectividad cayó a 1.76 y la carrera de Lester en Chicago despegó. Una encuesta en línea de los fanáticos de Chicago lo nombró la mejor contratación de agente libre en la historia de la ciudad, sobre todo porque Lester sirvió como una herramienta de reclutamiento para traer otras estrellas a los Cachorros.

«La razón por la que fui allí es porque sabía que tenían la oportunidad de ganar un campeonato porque Jon Lester llegó allí», dijo el ex jugador de Grandes Ligas John Lackey, quien firmó con Chicago en 2016. «Cambió esa organización, pero eso fue una señal para el mundo del béisbol de que hablaban en serio. Eso los colocó en el mapa para los veteranos».

En su segundo año en Chicago, Lester tuvo marca de 19-5 con efectividad de 2.44 y fue nombrado co-MVP de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional. Lanzó tres veces en la Serie Mundial contra Cleveland, incluyendo una aparición en relevo en el Juego 7, camino a su tercer anillo de Serie Mundial.

Fue el comienzo de una notable racha de postemporada. De 2016 a 2018, Lester compiló una efectividad de 1.93 en 10 apariciones en los playoffs.

«Trabajó más duro que nadie con quien he estado», dijo Ross. «Cuando llegaba el momento de trabajar, él iba a trabajar. Cuando llegaba el momento de jugar, se aseguraba de que todos la pasaran bien. Ese es probablemente el mayor cumplido que podría hacerle».

Lester comenzó su carrera con los Medias Rojas en 2002 e hizo su debut en las Grandes Ligas en junio de 2006.

A finales de esa temporada, el dolor de espalda envió a Lester al hospital, donde finalmente le diagnosticaron linfoma anaplásico de células T grandes. Se sometió a quimioterapia, pero pudo volver al equipo a mediados de 2007.

«Estaba en Triple-A en una asignación de rehabilitación en Pawtucket después del cáncer», dijo Lester. «Mis padres estaban allí y se iban ese día o al día siguiente para ir a casa, y les dije que tenían que cambiar su vuelo y les dije: ‘Voy a abrir la próxima noche en Cleveland’.

«Ese es uno de los mejores momentos de mi carrera. Ver sus rostros fue genial. Una vez que regresé al béisbol, traté de no dar nada por sentado y realmente aprecié estar cerca de los muchachos».

La experiencia condujo a la creación de la organización benéfica de Lester, NVRQT, abreviatura de ‘Never Quit’, que ayuda a recaudar fondos para la investigación del cáncer pediátrico. Continuará con la fundación en su retiro.

«Te hace crecer muy rápido, y es un lugar increíble, increíble para mí», dijo Lester. «Me hizo más responsable que si estuviera en otro lugar».

Lester lanzó 5⅔ entradas en blanco contra los Colorado Rockies en el Juego 4 para hacerse con el título de la Serie Mundial de 2007. En la Serie Mundial de 2013, Lester tuvo marca de 2-0 con efectividad de 0.59 contra St. Louis.

«Cada vez que tenía la pelota, era una sensación diferente como compañero de equipo», dijo su excompañero Dustin Pedroia. «El poder, la forma en que trabajaba, la voluntad de ganar. Tenía grandes cosas, pero su mejor regalo fue que encontró la manera de ganar. Eso es algo que no puedes enseñar, no puedes entrenar. Es un jugador especial que tiene eso. No hay muchos».

Lester fue traspasado a Oakland en 2014 y abrió un partido entre comodines, que los Atléticos finalmente perdieron, antes de firmar con los Cachorros esa temporada baja.

Después de la temporada 2020 en Chicago, Lester firmó con los Nacionales. Canjeado a los Cardinals en la fecha límite de canjes, tuvo marca de 4-1 con St. Louis mientras ganaba el último juego de su carrera, el 200, a finales de septiembre.

«Jugar con Waino [Adam Wainwright] y Yadi [Yadier Molina] fue algo increíble», dijo Lester. «Fue una gran experiencia jugar para esa organización. Aprendes a entender por qué tienen tanto éxito cada año».

Los Cardinals ganaron un lugar como comodín, lo que le permitió a Lester una última oportunidad de postemporada. Pero al final de la temporada, particularmente después de una cuarentena de COVID-19 en 2020, Lester sabía que era hora de irse.

«La parte que me ayudó a estar bien con esto fue la cuarentena», dijo Lester. «Estaba en casa, en una época del año en la que normalmente no estaba. Eso me abrió los ojos… Cuando el trabajo supera la alegría, entonces es el momento de reevaluar dónde estás».

Lester dijo que podría considerar trabajar en televisión y no descartó venir al entrenamiento de primavera de los Cachorros para dar tutoría a los lanzadores jóvenes, pero no está en las cartas ser entrenador de tiempo completo. Dijo que extrañará muchos aspectos del juego, pero sabe que cumplió con un compromiso que se hizo a sí mismo.

«Nunca quise que los fanáticos dejaran un juego y preguntaran: ‘¿Dio su máximo esfuerzo ahí?'», dijo Lester. «Creo que siempre lo di».

Subscribete a nustro canal de YouTube