Logo Proceso.com.do
Miércoles, 17 de Agosto, 2022

Melanio Paredes dice reacciones de Abinader son de gobernante que se asusta, teme al ruido mediático y cuida en extremo su imagen

El dirigente del PLD también considera que el presidente Luis Abinader no es político de la fragua; “es un outsiders de la antipolítica”.

República Dominicana.-El profesor Melanio Paredes, miembro del opositor Partido de la Liberación Dominicana, atribuye a falta de planes e improvisación las decisiones que el gobierno que enarbola la bandera del cambio ha tenido que echar para atrás.

“Un gobierno tiene planes y lo que se ha evidenciado en estos casi dos años de gestión del presidente Luis Abinader, es que llegó al gobierno sin planes. Hay quienes sostienen que el PRM no ganó las elecciones; sino que el PLD perdió las elecciones, y que a ellos le sorprendió la victoria”, argumenta Paredes, quien fue ministro de Educación y director del INFOTEP.

“En esa tesitura hay que pensar que ciertamente este gobierno surgió sin planes”, insistió el profesor paredes, durante su participación en el programa Sobre la Noticia, que se transmite cada domingo a través de enTelevisión, bajo la conducción de Belkys Castillo.

El dirigente político hace referencia al tan promovido Plan Guilliani, que dijo no estaba diseñado; una reforma fiscal integral, que la ordena la Ley de Estrategia Nacional de Desarrollo y, más reciente el caso con los médicos, sector con el que llega de acuerdo, luego de un atropello.

Le atribuye el profesor Melanio Paredes la “reversa” que le pone el gobierno a decisiones inclusive importantes y necesarias, a la improvisación y a lo que él dice que es característico de quien dirige los destinos del país.

El profesor Melanio Paredes cuando participó vía Zoom en el programa Sobre la Noticia

“Luis Rodolfo Abinader Corona no es un político de la fragua; no es un político curtido; no es un político tradicional. Es un outsider de la antipolítica. Como su fortuna, también heredó un partico político y ese partido político heredó la acumulación de muchos años de trabajo del antiguo partido Revolucionario Dominicano y es natural que la reacción que tiene el presidente de la República ante protestas, ante rechazo, ante un tema de imagen pública,  no es la clásica del político tradicional, sino del gobernante que se asusta; que le teme al ruido mediático, que cuida en extremo su imagen y por eso es más importante esta imagen que las medidas que en ocasiones –insisto dolorosas- que hay que asumir cuando usted quiere resolver un mal mayor al menor costo político”.

Medidas con las que el gobierno ha reculado

A casi dos años de Gobierno, el gobierno que preside Luis Abinader ha echado para atrás proyectos que, en principio, eran considerados y promovidos como esenciales para el tan prometido Cambio en el ámbito social, económico, migratorio y hasta político. Sin embargo, por presión o con alegada justificación, ha tenido que poner la reversa.

La lectura que dan los opositores a la decisión de revocar medidas promovidas y anunciadas, es de que, el gobierno que enarbola la bandera del cambio no hace más que improvisar.

Y es que, desde el inicio de la gestión, el gobierno que preside el economista Luis Abinader Corona, se ha visto en la necesidad de “echar para atrás” disposiciones que no solo han generado revuelo en la población, sino también dentro de su propio partido, el Revolucionario Moderno.

Todo comenzó tan temprano como en octubre del año 2020, cuando el gobierno no había cumplido ni los primeros dos meses…Un buen día presidente Abinader pronunció un discurso a la Nación en el que anunciaba el retiro del proyecto de presupuesto del 2021 del Congreso para modificarlo y sacarle los nuevos impuestos que contemplaba.

En diciembre del mismo año 2020, el Poder Ejecutivo revocó el contenido del artículo 10 del decreto 740-20, que prohibía la realización de actividades religiosas en todo el territorio. Pero, ya el gobierno había prescindido de los contratos de 100 millones para fiestas virtuales y a futuro con 70 artistas, y devuelto a sus asientos a 11 funcionarios diplomáticos que había destituido, además de que la presión obligó a devolver al Ministerio de Cultura al folklorista Dagoberto Tejeda.

Entre otras decisiones luego evocadas, en octubre, pero del 2021,  justo cuando en el país se sentaban las bases de iniciar el “dialogo por las Reformas”, circuló entre economistas y líderes de opinión un proyecto de reforma fiscal que se atribuyó al gobierno, con el que se procuraba aumentar las recaudaciones sobre la base de incrementar las tasas de Impuesto sobre la Renta, gravar productos exentos con el Impuesto a la Transferencia de Bienes y Servicios (Itbis), subir el impuesto a la propiedad inmobiliaria y eliminar exenciones fiscales…Después de haber informado el ministro José Ignacio Paliza, dijo que por “razones de tiempo” el Gobierno no contemplaba que el tema de la reforma fiscal sea debatido Consejo Económico y Social, la noche del 27 de octubre, el jefe de Estado anunció que no aumentaría impuestos, revocando la decisión de someter  una reforma tributaria.

Sin olvidar las exóticas orquídeas que la presión devolvió de los escritorios y jardinerías del Ministerio de Educación, iniciando este año, de manera específica el 11 de enero, la Cámara de Diputados aprobó un fideicomiso para la Central Termoeléctrica Punta Catalina, un proyecto que había depositado el Poder Ejecutivo unas semanas antes, con el propósito, de acuerdo a lo expresado por el presidente Luis Abinader en la carta de motivación, de que se creara una estructura de gestión independiente para la administración del patrimonio fideicomitido para “asegurar la operación de la Termoeléctrica instalada en Punta Catalina, en la provincia Peravia.

Sin embargo, se desbordaron desde los diferentes sectores de la sociedad, las críticas, hasta que el 30 de enero Abinader solicitó al Congreso aplazar el conocimiento del contrato de fideicomiso, hasta tanto el Consejo Económico y Social recibiera las opiniones de los que quisieran aportar “para buscar el mecanismo más apropiado y transparente en el manejo y preservación de las termoeléctricas”.

Otra de las devoluciones del Gobierno, ocurrió cuando explotó la sola intención de dotar de carnets  identificados para Habitante Fronterizo, a extranjeros que ingresan a  territorio dominicano durante el día.  El mar de reacciones en contra mató en un primer intento la aplicación de un documento con el que la Dirección General de Migración pretende controlar la zona fronteriza donde operan los mercados binacionales.

Meses después, en junio recién pasado, el Poder Ejecutivo dio marcha atrás a otra de sus iniciativas, anunciando el retiro del proyecto de Ley contra la Ciberdelincuencia del Congreso, tras críticas generalizadas de la sociedad dominicana y de organismos internacionales…También, en medio del montón de críticas de distintos sectores y de la Sociedad Interamericana de Prensa, el presidente Abinader emitió el Decreto núm. 333-22, que crea una comisión consultiva con carácter honorífico que tendrá a su cargo presentar al Poder Ejecutivo un borrador de ley a los fines de actualizar la legislación vigente sobre la libertad de expresión.

Más reciente se dio a conocer la resolución del Ministerio de Administración Pública y  la Dirección General de Presupuesto que restringe el ingreso o movimientos de personal, y reajustes salariales que representen incrementos en el renglón de remuneraciones en las instituciones que componen la administración pública…Dicha  disposición provocó reclamos y quejas en las que no estuvieron ausentes  miembros de las bases del gobernante Partido Revolucionario Moderno y, al día siguiente el titular del MAP tuvo que enviar un documento a los medios de comunicación para “aclarar” que la circular no limita los nombramientos si son para cubrir vacantes o sustituir personal activo.

El momento escogido no fue el mejor, en vista de que, aún en medio de apagones por razones diversas, en medio de un aplicado aumento en la tarifa eléctrica y, la decisión del presidente Abinader, de “detener” próximas alzas en la factura eléctrica, la Superintendencia de Electricidad se adjudicaba un jugoso aumento salarial, que por presión y no por amor, hubo de echar para atrás, más temprano que tarde, al menos en el caso de los miembros de su Consejo.

Entre todo esto, es preciso recordar que de los primeros que, para su beneficio, vieron al gobierno poner la reversa,  fueron los partidos políticos, cuando en febrero del 2021, el Gobierno que preside Luis Abinader echó para atrás su iniciativa de solicitar al Congreso recortar el 50% de los fondos que reciben los partidos políticos a través de la Junta Central Electoral. Con la medida no se buscaba afectar a la oposición –dijo entonces el presidente del oficialista PRM, José Ignacio Paliza – sino paliar la difícil situación económica derivada de la pandemia.

Subscribete a nustro canal de YouTube