Logo Proceso.com.do
Domingo, 29 de Enero, 2023

Adiós a la peseta caliente! Cómo quitar los “chupones”: aquí cuatro plantas que te ayudarán

Debido a que no son más que moretones estos han sido considerados como violencia física.

REDACCION INTERNACIONAL (INFOBAE).-Los “chupones”, también llamados “chupado”, “chupete”, “chupón”, y cuyo término correcto es sugilación, es un tipo de lesión superficial en la piel que es causado por una fuerte succión con la boca.

Se suele relacionar la presencia de los chupetones con la actividad sexual o la excitación que conllevan a alguien a ejercer una fuerte succión en diferentes zonas del cuerpo de otra persona y aunque generalmente suelen hacerse en el cuello, éstos pueden hacerse en cualquier parte del cuerpo.

Debido a que no son más que moretones estos han sido considerados como violencia física. Su evolución cromática va del negro al morado, azul, verde, rojo y amarillo y pueden permanecer entre tres y diez días.

Aunque hay varios remedios para tratar de eliminar estas molestas marcas (como taparlos con maquillaje, usar ropa que los cubra, el uso de hielo y hasta cucharas), lo cierto es que hay varias plantas que podrían ser de ayuda para eliminar de forma rápida y eficaz el chupetón.

Árnica                     

Árnica

El árnica, cuyo nombre científico es Heterotheca inuloides Cass, es una planta que se caracteriza por ser de tallos alargados y peludos; así como de unas flores amarillas que parecen margaritas.

Esta planta medicinal tiene propiedades antinflamatorias, que ayuda a aliviar el dolor y la inflamación, lo que significa que es eficaz para el tratamiento de lesiones en la piel: desde heridas, hematomas, contusiones, y esguinces, hasta granos, llagadas, moretones, ronchas e infecciones.

La aplicación del árnica en estos casos es usando sus hojas como emplasto o cataplasma, aunque también se pueden cocer y hacer lavados en la zona afectada, de igual forma puede ser tomado en té e incluso aplicado macerado o en pomada, que se hace moliendo la planta con manteca.

Sábila o Aloe vera

Sábila o Aloe vera

Una de las plantas medicinales más antiguas descubiertas por la humanidad debido a sus propiedades biológicas y efectos benéficos es la sábila, un arbusto que se caracteriza por su ligero parecido a los magueyes, con largas, gruesas y espinosas hojas color verde.

El nombre científico de la sábila es Aloe Vera, el cual deriva de la palabra árabe “alloeh” que significa “substancia brillante amarga” y vera del latín que significa “verdadera”.

Las propiedades antiinflamatorias que posee esta planta la hace capaz de reducir la hinchazón y el dolor en la piel. Para aplicarlo sobre los chupetones basta con aplicar una fina capa de gel o crema de aloe vera sobre el moretón al menos dos veces al día.

Caléndula

Caléndula

En el robusto catálogo de plantas medicinales, existe la caléndula, cuyo nombre científico es Caléndula officinalis, una hierba que se caracteriza por ser ramosa y alcanzar una altura no mayor a los 40 centímetros, con hojas sésiles, opuestas, dentadas, de color verde claro y ligeramente vellosas, así como unas grandes flores de color amarillo.

La caléndula destaca por tener propiedades antiinflamatorias, cicatrizantes, antiespasmódicas, antisépticas, antibacteriana, callicida y fungicida, según el documento “Herbolaria oaxaqueña para la salud”, publicado por el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) de México.

Puede aplicarse no sólo para tratar chupetones, sino también cuando hay piquetes de insectos, quemaduras y otro tipo de heridas, pues ayuda a desinflamar y cicatrizar.

Hojas de menta

Hojas de menta

La menta se caracteriza por ser de tallo fino y erecto, que alcanza hasta 60 centímetros de altura, con hojas aromáticas, serradas, glabras, pilosas por el envés y de color verde claro brillante, así como raíces extensas e invasivas.

Oriunda de Europa, Asia y África, esta hierba aromática es usada desde la antigüedad. En Egipto se colocaba en las tumbas de los faraones. Los griegos lo usaban con fines afrodisiacos, mientras que los romanos la usaban como hierba de cocina. Por su parte los árabes hacían un té de menta con el fin de aumentar sus defensas contra los insectos que transmitían enfermedades.

La menta es una de las hierbas más conocidas y utilizadas de entre las plantas medicinales. Sus hojas contienen un aceite esencial cuyo compuesto principal es el mentol.

Para quitar los chupetones basta con usar una bolsita de té en agua caliente y después colocarla en la piel en donde se ubica el moretón con cuidado de no quemarse. Una vez fría se puede meter al congelador para después aplicarla en frío y desinflamar y estimular la circulación sanguínea.

Fuente: Infobae

Subscribete a nustro canal de YouTube