Logo Proceso.com.do
Lunes, 6 de Febrero, 2023

Las Cataratas del Niágara medio congeladas luego de la tormenta invernal

La tormenta invernal que azotó varias zonas de Estados Unidos generó la congelación parcial de las cataratas del Niágara y sus alrededores.

El espectacular "paraíso invernal" que ha sido compartido por los usuarios de las redes sociales es el resultado de las temperaturas gélidas, que congelan la niebla y el rocío de las cataratas, formando una capa de hielo superficial en el agua.

Progresivamente, estas capas de hielo se acumulan en la base de los saltos, dando lugar al fenómeno conocido como "puente de hielo". La acumulación de hielo puede superar los 12 metros de espesor.

En la década de 1880, la gente caminaba sobre el puente de hielo, que era una atracción turística. No obstante, en 1912, un accidente, en el que murieron tres personas, obligó a las autoridades a restringir el acceso al público.

El volumen de agua que fluye por debajo de las capas de hielo, así como el movimiento continúo del río Niágara, impiden que las cataratas se congelen totalmente. Sin embargo, el lado estadounidense estuvo a punto de congelarse en al menos cinco ocasiones porque hielo flotante bloqueó la corriente de agua río arriba, reduciendo su caudal.

A partir de 1964, se decidió colocar una barrera de hielo para controlar el daño potencial que podría causar su acumulación. La valla de 2,7 kilómetros de largo está constituida con pontones flotantes de acero colocados entre la ciudad canadiense de Fort Erie y la estadounidense de Búfalo.

De acuerdo con información del Parque Estatal de las Cataratas del Niágara, cada segundo fluyen por ellas alrededor de 3.160 toneladas de agua a una velocidad de caída de 9,7 metros por segundo.

Subscribete a nustro canal de YouTube