Logo Proceso.com.do
Lunes, 6 de Febrero, 2023

El 2022: un año marcado por una guerra y sus consecuencias globales

El principal evento que marcó el año 2022 fue la invasión de Rusia a Ucrania, iniciada el 24 de febrero, un hecho que desencadenó una crisis geopolítica global, con importantes implicaciones económicas para el mundo. Este conflicto lo cambió todo.

La ofensiva de Rusia desató varias crisis: geopolítica, con graves implicaciones económicas mundiales; humanitaria, con los refugiados ucranianos y alimentaria. Además, aumentó el precio del petróleo. La guerra cumplió diez meses y han sido inútiles los esfuerzos diplomáticos en busca de un alto al fuego. Analistas de
Geopolítica Global pronostican una guerra larga, contrario a como la pensó Rusia, con un alto costo político, económico y una gran baja humana. Los cálculos suman 200 mil muertes y otros tantos heridos más 7 millones de desplazados hacia los países vecinos.

Este año, aunque con menos incidencia, gracias a las vacunas que generaron pingues beneficios a las farmacéuticas, el mundo continuó en crisis sanitaria por el Coronavirus que brotó en China hace tres años, y se extendió por el planeta. La pandemia del Covid recorrió todo el año 2022 y aún no termina, siendo una fuente permanente de información continua. El impacto de la enfermedad, con todas sus variantes, presenta 648 millones de contagios con 6.7 millones de muertes a nivel global.

Sobre la proyección de la pandemia la Organización Mundial de la Salud espera que el COVID-19 deje de ser emergencia de salud pública el año  2023, ya que ha dejado atrás su fase más peligrosa, pero precisa que el COVID-19 llegó para quedarse y recomienda que deberá gestionarse junto a otras enfermedades respiratorias.

En el ámbito económico, los organismos bancarios y financieros, Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional y Club de Paris, califican el año 2022 como un periodo de múltiples dificultades, ya que fue impactado por el conflicto armado Rusia-Ucrania que elevó los precios de los alimentos, lo que afectó sobre todo a los países más dependientes, que no habían terminado de recuperarse de la pandemia.

El Banco Mundial prevé que, si la guerra se prolonga, se podría debilitar aún más la confianza y el crecimiento mundial, empeorar la inseguridad alimentaria y aumentar los costos de financiación y el riesgo de crisis financieras en algunas economías de mercados emergentes y en desarrollo.

Otra consecuencia de la invasión rusa en Ucrania es la inestabilidad energética, sobre todo en Europa, por lo que el Fondo Monetario Internacional señala que el reordenamiento geopolítico de las fuentes de suministro de energía es de “carácter amplio y permanente”.

El Fondo Monetario Internacional opina que la guerra en Ucrania elevó la incertidumbre en torno a las perspectivas para América Latina y el Caribe y provocó un nuevo shock inflacionario, que se suma al provocado por la pandemia del Coronavirus.

El año 2022 asomó con negros nubarrones para Estados Unidos azotado internamente por la pandemia del Coronavirus, una economía debilitada y tocado de una mala gestión de la retirada de Afganistán y, teniendo tres grandes desafíos internacionales a la vista: la guerra de Ucrania, el conflicto de China y Taiwán y las negociaciones con Irán.

A esto se sumaba un presidente Joe Biden con una aceptación popular por debajo del promedio para un presidente primerizo y un nebuloso panorama para su partido y gobierno en las elecciones legislativas de medido tiempo. 

Pese a todos los obstáculos, Estados Unidos no tuvo un mal año…durante ese periodo logró avanzar en la recuperación de la crisis sanitaria, enderezar su economía y logró una aceptable participación y desempeño en las elecciones de medio tiempo donde perdió la Cámara de Representantes, pero pudo retener el control del Senado.

En el ámbito de su política internacional, Estados Unidos  y su presidente Joe Biden lograron en el 2022 cordializar con China en diálogo directo con su par Xi Jimping, recuperar los aliados tradicionales de la Unión Europea hasta hacer un bloque monolítico de apoyo a Ucrania y mantener la distancia con el presidente Vladimir Putin de Rusia.

En el orden de la política regional, América Latina durante el año 2022 experimentó un giro de 180 grados hacia la izquierda, proceso que se afianzó con el triunfo en Brasil de Luiz Inacio Lula da Silva y con la llegada por primera vez de la izquierda al Poder en Colombia con la victoria de Gustavo Petro. Delante están Chile con Gabriel Boris, Honduras con Xiomara Castro y Bolivia con Luis Arce, sin contar con las dictaduras izquierdosas de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

También la situación en Perú cuando su presidente, Pedro Castillo, intentó disolver el Congreso y decretar un Gobierno de excepción, acción política frenada por el Congreso que inmediatamente lo destituyó, luego, fue detenido y hoy guarda prisión a la espera de juicio por insurrección, complicando aún más la crisis política que arrastra ese país en los últimos cinco años.

Sobresalió en el periodo 2022 la situación política de Europa, el viejo Continente, particularmente la situación en Reino Unido, donde durante el periodo se verificó un caos político que tiene como origen al gobernante Partido Conservador, que ha presentado tres primeros ministros después de la renuncia del Boris Johnson quien fue sustituido por Liz Truss, quien estuvo en el cargo apenas 45 días, el período más corto en la historia de Reino Unido, luego llegó Rishi Sunak.

En Italia también hubo su sobresalto durante el 2022. Por primera vez la ultraderecha ganó las elecciones en Italia con el triunfo de Giorgia Meloni, con un aderezo adicional, y es que pudo concretar con la alianza el control del Congreso.

Irán vivió el pasado año un estallido de protestas tras la muerte de Mahsa Amini durante su detención por parte de la policía religiosa. La mujer de 22 años fue detenida por supuestamente no cumplir con las reglas del hiyab, el Gobierno al no poder detener las protestas, suprimió la policía de la moral, la que se encargaba de verificar que se cumpla con los códigos de vestimenta.

En Asia durante el año 2022 sobresalieron los conflictos geopolíticos que llenaron de miedo e incertidumbre toda la región, antes y después de la visita de la presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, a Taiwán que contribuyó a aumentar las tensiones entre China y Estados Unidos.

La respuesta de China a la visita fue una demostración de fuerza a través de ejercicios militares, lanzamiento de misiles balísticos cerca de Taiwán y enviar buques de guerra navales en las inmediaciones del Estrecho de Taiwán.

Otro elemento de tensión en la región asiática fue Corea del Norte y sus provocaciones a Japón, Estados Unidos y Corea del Sur, con el lanzamiento de al menos 70 misiles, incluidos dos intercontinentales, lo que desató gran preocupación de la comunidad internacional.

En China, el presidente Xi Jinping obtuvo un tercer período consecutivo como secretario general del Partido Comunista, luego de un congreso en el que afianzó su control sobre la gobernante organización política, al tiempo que propició una reforma constitucional que le permite presentarse indefinidamente a la reelección.

Una nota importante de la situación interna de China fue las sorpresivas avalanchas de protestas sin precedentes que incluyó llamados a la renuncia del presidente Xi Jimping debido a las estrictas medidas que se tomaron para controlar el COVID-19.

La situación de crisis en África fue motivo de gran preocupación para la comunidad internacional durante el año 2022 por la inestabilidad e inseguridad en la región del Sahel por los cambios precipitados de “gobiernos inconstitucionales” y por el “deterioro” de la situación humanitaria y la seguridad, así como “la creciente amenaza del terrorismo y el extremismo violento en la zona”.

En el 2022 Arabia Saudí se alió con Rusia en la Organización de Países Exportadores de Petróleo y mantienen hasta el momento una política de reducción de la producción de petróleo luego de que la Unión Europea estableciera un tope por barril a las exportaciones rusas.

El año 2022 también será recordado por la muerte de Isabel II, reina de Inglaterra que llegó al trono en 1952. La reina Isabel fue la monarca que más tiempo ocupó el puesto, 70 años y tiene el récord de ser la jefa de Estado de 15 países simultáneamente.

Otro evento a nivel internacional, muy comentado en el 2022, fue la compra de la red social Twitter por parte del magnate Elon Musk y quien, de inmediato, despidió a los principales directivos.

El mundo fue sorprendido y maravillado en el 2022, con las imágenes de “un universo nunca antes visto” del telescopio espacial James Webb de la NASA, sus imágenes marcan el comienzo de nuevas operaciones científicas utilizando los cuatro instrumentos de Webb.

.

Subscribete a nustro canal de YouTube