El fallecido es Basilio Juracán Leja, alcalde del municipio de Concepción, en el departamento guatemalteco de Sololá, que fue sacado de su casa, golpeado y quemado por la turba.

Según los investigadores, el ataque se produjo porque la gente acusaba al alcalde de ser el responsable de un ataque armado que se produjo por la mañana contra el excandidato a la alcaldía Lorenzo Sequec Juracán.

Este, miembro del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), fue tiroteado cuando viajaba en una furgoneta junto con su familia por una carretera que conduce a Concepción.

Al parecer, un vehículo se atravesó en el camino bloqueándoles el paso y los ocupantes, una decena de personas, dispararon contra ellos, matando a Lesbia Noraida Sequec, de 17 años, y Hermelinda Toc Bocel, de 16, hija y sobrina de Sequec, respectivamente.

En el atentado resultaron heridas otras cinco personas, entre ellas el político.

Al conocerse el crimen, un grupo de vecinos culpó al alcalde y acudieron a buscarlo a las viviendas de sus familiares, que prendieron al fuego al no hallarlo.

Finalmente, la turba lo localizó en su domicilio y lo agredió hasta matarlo.

Juracán, miembro del partido Libertad Democrática Renovada (LIDER), había sido reelegido para un tercer mandato en las elecciones del pasado 6 de septiembre.

La portavoz del Ministerio Público (MP-Fiscalía), Julia Barrera, explicó a periodistas que “se presume” que la persona linchada y quemada sea el alcalde, aunque hay que esperar “a la prueba científica” que lo determinará.