Puerto Príncipe, Haití.-Los hechos de violencia preelectoral registrados los últimos días en un atestado distrito marginado haitiano, ocasionando la muerte de al menos 15 personas, incluidas dos mujeres embarazadas, preocupa a los nacionales del vecino país.

De acuerdo a funcionarios, ha sido difícil establecer la cantidad exacta de personas muertas en el desperdigado barrio de Cite Soleil.

Voceros de la Policía Nacional y de la misión pacificadora de la Organización de las Naciones Unidas no proporcionaron el lunes de inmediato detalles específicos.

Esau Bouchard, alcalde en Cite Soleil, dijo que 10 personas murieron en los últimos días dentro de los límites del distrito y otras ocho o nueve han sido asesinadas en las afueras.

Organizadores vecinales dentro del barrio señalaron que la mayoría de los asesinatos tuvieron una motivación política y fueron realizados por pandillas alineadas políticamente. Bouchard agregó que además murieron hampones en enfrentamientos a balazos con la policía.

La violencia estalló pocos días antes de la elección presidencial, a realizarse el domingo.

La Representante Especial del Secretario General de la ONU, Sandra Honoré, destacó el compromiso de la PNH con tomar medidas para mejorar la seguridad antes, durante y después de la jornada comicial.

Una información publicada por www.teleSURtv.net, resalta que ante las manifestaciones, la jefatura de la PNH exhortó a sus agentes a colaborar para garantizar la seguridad el día de las presidenciales y les recordó que tienen la misión de proteger a las miles de personas que votarán en las elecciones del venidero domingo.

Los comicios fechados para el 25 de octubre en curso tienen como antecedente la primera vuelta de las legislativas del 9 de agosto, señaladas por fraudes, irregularidades y violencia que limitaron sus resultados. Estos siguen siendo objeto de críticas por parte de diversos sectores de la vida nacional, incluidas organizaciones de derechos humanos y partidos políticos.