El ministro de Energía y Minas, Antonio Isa Conde, afirmó este miércoles que no tiene que pedir autorización al Gobierno ni a nadie para negar o renovar una licencia a Cemento Santo Domingo, propiedad de la familia Abinader Corona.

El funcionario, en rueda de prensa, manifestó que “no tengo que pedir permiso al presidente ni a nadie, yo cumplo con mis responsabilidades”.

Isa Conde aclaró el pasado lunes que la empresa Cemento Santo Domingo, no ha sido despojada de ningún permiso, ya que que nunca lo ha tenido autorización para explotación minera sino de exploración y que operaban de manera ilegal.

El funcionario recomendó a los ejecutivos de la cementera que está ubicada en Azua, acudir al Congreso Nacional para que soliciten los permisos necesarios para la explotación.

También le dijo que otra opción es acudir a los tribunales del país, para que se querellen allá. Dijo que Luis Abinader no está en lo cierto y busca sacar provecho político a la situación con argumentos que a su juicio, están fuera de la ley.

La ex titular de Industria y Comercio, Sonia Guzmán, afirmó que sí se le otorgó un permiso de explotación de yacimientos calcáreos para la producción de agregados en Azua, mediante un documento enviado a la prensa.

“Por delicadeza, respeto y siendo fiel creyente del principio de continuidad del Estado, dejamos el permiso para que el nuevo gobierno electo del presidente Fernández lo pusiera en ejecución”, sostuvo la dirigente del PRM en un comunicado enviado por ese partido.

Guzmán sostuvo “ es un deber moral” hacer las precisiones, tras enterarse en los medios de comunicación de la situación que afecta a la empresa Cementos Santo Domingo” Según el documento, la señora Guzmán dio el testimonio de que la referida aprobación, documentada en fecha 5 de julio de 1999, se produjo dando debido cumplimiento a los requisitos de la ley.

Energía y Minas especificó que la industria cementera solicitó una concesión minera de “explotación” al Ministerio, que le fue negada porque el 92.78% de los terrenos donde están sus operaciones se encuentran dentro de un área protegida por la ley 202-04 y el decreto 571-09.