República Dominicana.-La jueza Awilda Reyes Beltré aseguró este jueves que nunca admitió al presidente de la Suprema Corte de Justicia, Mariano Germán, haber recibido órdenes superiores para poner en libertad al regidor de Pedro Brand por el Partido Revolucionario Dominicano, Erickson de los Santo Solís, acusado de encabezar una banda de sicarios que ha asesinado a varios trabajadores del transporte público.

“No le he dicho nada al presidente de la Suprema Corte… en su momento se demostrará; todo se discutirá y saldrá a luz la verdad”, afirmó Reyes Beltré, interrogada este viernes en la Procuraduría General de la República, por las acusaciones de supuesto soborno.

Alegando que “soy inocente y esas acusaciones son falsas…”, la magistrada desmiente la “revelación” que al principio de esta semana hizo el presidente de la Suprema Corte de Justicia y del Consejo del Poder Judicial, Mariano Germán Mejía.

Asimismo desmintió haber recibido “ordenes superiores” para liberar a Santos Solís, tal como manifestara el presidente de la Suprema.

La jueza de la Cuarta Cámara de la Cuarta Sala de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del Distrito Nacional, que no se había presentado ante el Ministerio Público por alegados problemas de salud, insistió en que “en su momento se demostrará mi inocencia”.

El abogado de la magistrada, Tomás Castro, dijo que se trató de un montaje el recibo publicado en un importante medio de comunicación, en el cual la suspendida jueza Reyes Beltré devuelve la suma de 350 mil pesos que supuestamente había recibido como adelanto para liberar al regidor de Pedro Brand.

De acuerdo al documento, Reyes Beltré había recibido esta suma de manos del ex miembro del Consejo del Poder Judicial, Francisco Arias Valera, para que liberara al regidor perredeista acusado de sicariato.