Los Philadelphia 76ers estaban otra vez a punto de poner fin a sus miserias. Y de nuevo fueron incapaces de conseguir su objetivo.

Zach Randolph anotó 17 puntos y atrapó 11 rebotes por los Memphis Grizzlies, que remontaron en las postrimerías del duelo para vencer el domingo 92-84 a Filadelfia.

Con este nuevo revés descorazonador, los 76ers empataron un récord, al sufrir su 18va derrota consecutiva en el comienzo de la temporada.

Los Sixers han perdido 28 encuentros en fila desde la temporada anterior, lo que es ya una marca de la NBA. Su foja de 0-18 igualó el comienzo que tuvieron los New Jersey Nets en 2009-2010.

“No queríamos ser el equipo (que perdiera ante los 76ers), pues habríamos quedado en los libros de récords por ese motivo”, reconoció Mike Conley, quien lideró a los Grizzlies con 20 puntos. “Los partidos son difíciles, porque no tienes nada que ganar. Ellos buscarán hacer todo lo posible por obtener al fin el triunfo”.

Matt Barnes y Jeff Green finalizaron con 13 unidades cada uno. Memphis ganó por séptima ocasión en sus últimos nueve compromisos.

También por los Grizzlies, el español Marc Gasol contabilizó 12 rebotes, nueve puntos y tres asistencias.

Isaiah Canaan encabezó a los 76ers con 16 unidades, mientras que Robert Covington yHollis Thompson anotaron 12 por cabeza. Jeramy Grant totalizó 11 tantos.

Filadelfia ganaba por 76-71 a 7:38 minutos del final, y los fanáticos comenzaron a abuchear a los Grizzlies. Pero Memphis emprendió una racha de 15-1 para retomar el control del encuentro.

Randolph aportó ocho puntos a esa ofensiva crucial.

“Perdimos unos cuantos balones y fallamos algunos disparos”, lamentó Jahill Okafor, pívot de Filadelfia, quien totalizó nueve puntos y 13 rebotes. “Ellos atinaron algunos estupendos triples en la recta final y ahí se terminó el partido”.

— AP