El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) subió este martes un 0,48 % y cerró en 41,85 dólares el barril, con un mercado a la expectativa de la próxima reunión semestral de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Al final de la sesión de operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York, los contratos futuros del petróleo WTI para entrega en enero subieron 20 centavos de dólar respecto al último cierre.

El ascenso en el precio del WTI, el crudo de referencia en Estados Unidos, se produjo a días de la reunión semestral que celebrará el viernes en Viena la OPEP y la posibilidad de que haya un recorte en los niveles de producción.

Los valores del crudo están cayendo desde hace más de un año y varios países integrantes de ese cártel están presionando para que se reduzcan las cuotas de producción con el fin de que haya una recuperación de los precios.

Por su parte, los contratos de gasolina para entrega en enero, el nuevo mes de referencia, subieron 6 centavos y quedaron en 1,36 dólares el galón, y los de gasóleo de calefacción para entrega en ese mismo mes subieron 1 centavo, hasta 1,37 dólares el galón.

Finalmente, los contratos de gas natural para entrega en enero terminaron sin apenas cambios, en 2,23 dólares por cada mil pies cúbicos.