El aspirante a senador de la provincia Santiago Rodríguez por el Partido Revolucionario Modermo, Antonio Marte, aseguró este miércoles que de ganar la senaduría y no cumplir las promesas que ha hecho renunciaría al cargo.  

El político y dirigente choferil prometió trabajar para desarrollar la foresta y el ecoturismo; también para tener buenas carreteras,  y para que no falten medicamentos en el hospital de esa provincia.

“Si yo fuera el senador de la República, yo no te digo que Vietnam, pero este país, con las relaciones que yo tengo en este momento con China, yo voy a traer inversionistas a Santiago Rodríguez, Montecristi y Dajabón”, manifestó.

“No tiene caminos, no tiene carreteras, no tiene agua. No se ha hecho nada en 10 años”, aseguró Marte.

“Yo no voy a Santiago Rodríguez detrás de un salario, número uno; pero también les digo a mi gente que yo no voy detrás para que me conozcan porque a mí me conoce todo el mundo (…) tampoco voy a buscar poder”, subrayó.

Marte aseguró que de ganar la senaduría, no va a hacer quedar mal a su provincia e indicó que si Luis Abinader sale ganancioso en las elecciones del 2016, en él tendrá un aliado en el Gobierno debido a que, como según dijo, entre ambos existe un pacto firmado.

“Si Luis llega a ser presidente de la República, como todo lo que se ve, hay posibilidad, va a tener que cumplir con ese compromiso”, manifestó.

En cambio, si Danilo Medina se queda en la Presidencia, posibilidad que Marte puso en duda, dijo que trabajará con él con el objetivo de desarrollar esa provincia.   

Marte informó que antes de optar por esa nominación, evaluó además la de las provincias Santo Domingo y Monseñor Nouel, las cuales dijo se las habían ofertado.

Indicó que se decidió por Santiago Rodríguez por ser su tierra natal y al considerar que está “olvidada, desbaratada y borrada del mapa”.

Llamó  los dirigentes peledeístas y demás partidos políticos a que lo ayuden a “rescatar esta provincia”.

El también dirigente del transporte agradeció el apoyo que ha tenido de los peledeístas, quienes, según indicó, “se han volcado”  para ayudarlo.