Un gran contraste se produjo entre los sepelios de los dos locutores asesinados el pasado martes en San Pedro de Macorís y su alegado victimario, José Rodríguez, cuyo cadáver fue sepultado este jueves en ese municipio de manera casi solitaria.

Mientras miles de personas acompañaron los cortejos fúnebres de Leo Martínez y Luis Manuel Medina, los restos del nombrado José Rodríguez fueron llevados al cementerio de forma casi clandestina por algunos parientes.

El cuerpo de Rodríguez fue depositado en el cementerio Santa Fe, con la presencia de pocas personas.

Un hombre vestido de negro, observa pensativamente  el cuerpo sin vida de su pariente, que estaba dentro de un ataúd en el suelo, con un arreglo de flores encima.

Se informó que los familiares del presunto homicida lo sacaron sigilosamente por la parte de atrás de la morgue del hospital para esquivar a la prensa.

Rodríguez, acusado de quitarle la vida a tiros a los comunicadores Leo Martínez y Luis Manuel Medina, y de herir a Deyanina García en la estación FM 103, supuestamente se suicidó cuando estaba rodeado por agentes policiales, quienes lo perseguían en las afueras de San Pedro de Macorís.

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Su nombre completo aquí