Marcos Martínez atribuyó, en el año 2102, a la entonces primera dama, poseer una cuenta en Dinamarca con varios millones de euros. Su denuncia la hizo en un programa que conducía, en el cual presentó documentos que supuestamente sustentaban su acusación.

Ante la decisión ayer del Tercer Tribunal Colegiado de Santiago, la funcionaria reaccionó a través de su cuenta de Twitter con un video y varios mensajes, en uno de los cuales señala que el fallo de los jueces de dicho tribunal “es una puñalada contra la decencia y la integridad”.

Consideró además que esa sentencia “es un incentivo perverso a la difamación; y legitimación de la falsificación de documentos”.

“Es un acto sin precedentes que un imputado admita su culpabilidad y sea descargado”, se quejó la vicepresidenta de la República.

En el video que no dura más de 14 segundos, Cedeño de Fernández dijo que con la decisión del tribunal, encabezado por la magistrada Deyanira Méndez, el daño no se le hace a ella, sino a la sociedad y que es una estocada a los valores que “deberíamos estar promoviendo en este país, en esta sociedad”.

También prometió que en los próximos días ofrecerá al país una declaración detallada “sobre este penoso resultado”.

Cedeño pedía a Martínez una indemnización económica de RD$10 millones para resarcir los daños causados, dinero que sería donado a varios centros de salud pública.