Un grupo de suplidores del desayuno y almuerzo a los estudiantes en escuelas de tanda extendida de varias provincias de la región sur del país, amenazan con suspender el servicio, en razón de que, según firman, llevan más de tres meses que no reciben el pago correspondiente.

La Asociación de Suplidores del Sur (ASUPLIDESUR) advirtieron que más de 40 mil estudiantes se quedarán sin su alimentación en las escuelas, debido a que forzados por la situación económica y falta de capital, tendrán que abandonar el suministro de comida.

Los suplidores corresponden a las provincias San Cristóbal, Peravia (Baní), Azua, San José de Ocoa, San Juan y Barahona. Pero afirman que en una situación similar están sus iguales de toda la Línea Noroeste, y en San Francisco de Macorís, quienes al igual que ellos no soportan un día más por la desesperación económica.

“Todavía no se nos ha pagado como se había acordado, y a pesar de que las autoridades del Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (INABIE) han anunciado públicamente que ya desembolsaron el dinero, es totalmente falso”, subrayan.

Igualmente, se quejan de que llevan más de un mes reuniéndose con funcionarios del INABIE, quienes solo hacen promesas que finalmente no cumplen.

“Llevamos más de un mes esperando ese pago de tres meses de trabajo, hemos tenido reunión con el mismo director, (René Jáquez) y con el director financiero (Juan Brito) y no recibimos pago alguno”, sostienen.

Añaden que la situación se les ha empeorado porque han estado forzados a pagar impuestos, como ITEBIS, anticipo y a la TSS, sin recibir pago de sus facturas sobre las que ya han tributado.

Dijeron tener informaciones de que de que algunos suplidores han tenido que entregar el programa de suministro, que no pudieron seguir supliendo por la misma situación de falta de pago y se han ido a la quiebra.